Fútbol Sala · Tercera División

Mar de fondo en el Arcos

  • Pedro Corona presentó la dimisión tras el partido contra el Sanluqueño después de que la plantilla no acudiera a un amistoso con un equipo ruso. Los directivos no se la aceptaron.

El rendimiento deportivo del Arcos, equipo que entrena Pepe Bermúdez, está por encima de las perspectivas que se marcaron a principios de temporada. El equipo marcha quinto en la clasificación aún con opciones de jugar la fase de ascenso a Segunda B, lo que refleja claramente el gran trabajo que se está llevando a cabo por el cuerpo técnico y los jugadores.

Sin embargo, hay mar de fondo en el club arcense. En lo extradeportivo, las cosas no marchan tan bien. Hasta tal punto, que existen importantes desaveniencias entre la cúpula directiva y el técnico que provocaron una reunión de urgencia tras la derrota del equipo ante el Sanluqueño y que acabó con el amago de dimisión del presidente, Pedro Corona, y el director deportivo, Carlos Téllez.

El club había concretado disputar un partido amistoso en Málaga con un equipo de la Primera División rusa que se encontraba realizando la segunda parte de la pretemporada aprovechando la jornada de descanso de los arcenses. Según la versión del club, el técnico se negó a desplazar al equipo argumentando que había jugadores que ya tenían otros compromisos.

El presidente del Arcos explicó en Radio Jerez que finalmente la directiva se queda hasta final de temporada pero que a su término los directivos dejarán sus cargos: "Tenemos buena amistad con una empresa que se dedica a traer equipos del Este aquí. Nos pidieron el favor de si podíamos ir el domingo que descansábamos a jugar a San Pedro de Alcántara. Se lo comentamos al míster y nos dijo que no podía ser porque los jugadores ya tenían planes. Pero por otro lado, investigamos y sólo tres o cuatro tenían planes, el resto no", aseguró. "Nos íbamos a enfrentar a un equipo profesional de la Liga rusa y en ese momento de comunicarles que no me sentí impotente". Así, Corona presentó su dimisión en la reunión celebrada el pasado domingo. "No me la aceptaron. Dos minutos antes de empezar la reunión me iba. Se me están quitando todas las ganas de fútbol", argumenta.

Por su lado, la plantilla cree que todo se ha debido a un mal entendido. Nano Cavilla, uno de los capitanes del Arcos, resumía así los hechos: "El presidente nos dice que hay un partido contra un equipo ruso, que cómo vemos disputarlo y si nos gustaría ir allí. La gente había hecho ya sus planes, era un fin de semana libre". Cavilla asegura que la directiva lo planteó "como propuesta y ahí radica el malentendido entre la plantilla y la directiva. Creo que hay que dejarlo ahí, en un malentendido. Si llegamos a tener conocimiento que el partido era importante para el club, para su trayectoria económica y deportiva, sin ningún tipo de problemas hubiésemos accedido".

De este modo, el capitán arcense añade que "el único objetivo que tenemos es defender al Arcos y hacer un buen papel como de hecho estamos haciendo. El club lo ha pasado mal estos últimos años para mantener la categoría y lo que estamos consiguiendo este año es muy bonito. Somos gente que está implicada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios