Messi solicita un permiso poco solidario

  • El azulgrana pide a Guardiola no estar en el Barça-Sporting para reservarse para el Argentina-Brasil de cinco días después

Lionel Messi, delantero argentino del Barcelona, aseguró ayer a su llegada a Barcelona que se encuentra físicamente preparado para afrontar los próximos partidos de su equipo y confirmó que pidió permiso a su entrenador, Pep Guardiola, para ausentarse del primer encuentro de Liga con el objetivo de preparar el Argentina-Brasil del 5 de septiembre, encuentro de clasificación para el Mundial de Suráfrica 2010, hecho que choca a su vez con la situación de otros compañeros que también tendrán citas internacionales ese fin de semana.

El argentino no pudo actuar en el amistoso que su selección ganó en Moscú ante Rusia (2-3) debido a unas molestias musculares en el abductor de la pierna derecha y ayer se sometió a pruebas médicas para ver el estado de su lesión.

Messi explicó que su dolencia no parece grave, por lo que dijo haber pedido a Guardiola "jugar todos los partidos posibles hasta el día 28", aunque también confirmó que pidió "permiso" para ausentarse del primer partido de Liga (el lunes 31 de agosto ante el Sporting de Gijón) y preparar con más tiempo el Argentina-Brasil que se jugará en Rosario, su ciudad natal.

"Estoy tranquilo y me encuentro bien. Cuando noté molestias me asusté un poco, pero ahora espero poder jugar, aunque acabamos de comenzar la temporada y es mejor prevenir ahora que estar parado más tiempo", manifestó el jugador a su llegada.

Messi, que aterrizó en Barcelona junto a su compatriota del Espanyol Nico Pareja y a su recuperador de confianza, Juanjo Brau, fue sometido por la tarde a nuevas pruebas médicas que determinaron que sufre una sobrecarga en el adductor y en el recto interno de la pierna izquierda, por lo que será duda de cara al choque de ida de la Supercopa ante el Athletic del domingo.

La llegada de Messi abrió de nuevo el debate sobre la disponibilidad de los futbolistas para jugar con sus selecciones a poco más de dos semanas de que se inicie el campeonato liguero en España. El permiso que pide Messi a Guardiola para ausentarse del primer choque liguero se basa en la importancia del duelo Argentina-Brasil de cara a la clasificación mundialista, aunque el descanso que demanda el futbolista contradice su propio optimismo sobre su estado de forma, ya que sus compañeros en el Barcelona también tendrán que disputar choques importantes con sus selecciones con los mismos cinco días de margen de recuperación.

El caso más claro es el de Daniel Alves, que estará presente en el mismo choque bajo las órdenes de Dunga y que, hasta el momento, no ha lanzado ningún amago sobre pedir un descanso.

Pero son muchas las situaciones similares a la del argentino. El recién fichado Ibrahimovic jugará el mismo sábado 5 de septiembre ante Hungría con Suecia jugándose sus opciones de entrar en el Mundial.

En parecidas circunstancias se encuentran Abidal y Henry, que ese día jugarán con Francia ante Rumanía un partido clave para seguir la estela de Serbia en su grupo de clasificación. Eso sin mencionar a los españoles, que el día 5 reciben a Bélgica en Riazor. ¿Pedirán Xavi, Iniesta, Puyol, Piqué y Busquets carta blanca a Guardiola para encarar con mayores garantías el duelo y resolver el pase al Mundial?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios