Moreno considera vital para la salvación ganar en Chapín

  • El capitán cree en la reacción y espera que el equipo sea capaz de mantener el nivel en casa

Vicente Moreno, capitán xerecista, también apeló ayer a la tranquilidad para seguir por el buen camino que el equipo inició en Elche. "Hicimos un gran partido, lo ganamos y ahora tenemos más opciones de salir de ahí pero hay que seguir adelante, con una sola victoria no hacemos nada. Era importante que la mejoría se viera, así que a ver si volvemos a ganar y logramos la unión con la gente, que es importante".

El Xerez sólo ha ganado un partido en casa y esos datos "hay que mejorarlos. Las permanencias se logran en casa y los ascensos, fuera. En Chapín sólo hemos ganado un partido y es un balance pobre. En esta segunda vuelta, si queremos mejorar en la tabla, tendremos que hacernos fuertes aquí. En casa nos está costando mucho ganar y eso quiere decir que de alguna forma nos pueden las ganas de agradar. Un equipo que quiere ser importante o no pasar apuros, se tiene que hacer fuerte en casa, se tiene que sentir más a gusto ante los suyos, hay que hacer buen fútbol y lograr resultados".

El valenciano espera que el equipo muestre ante el Hércules el mismo nivel que en Elche, "al menos esa es nuestra intención", pero apunta que "no es igual jugar en casa que fuera con la situación en la que nos encontramos, siempre te encuentras un poco más intranquilo por querer agradar a los tuyos. De todos modos, la situación es la que es y hay que saber convivir con ella, tenemos que abstraernos de ese nerviosismo y hay que ganar ante cualquier condicionante".

Algo que también tiene claro Moreno es que "dimos una buena imagen, hicimos un buen partido pero los condicionantes que se dieron nos fueron todos favorables y eso se notó. A ver si este cambio de imagen se refleja en los marcadores y llega acompañado de un cambio de suerte".

El centrocampista azulino, eta temporada reconvertido a central por la lesión de Ramón, espera que la afición vuelva a estar con el equipo y destaca que lo que sucedió hace quince días no debería repetirse. "Lo que nos pasó con la afición fue una equivocación y si eso sucediera cada domingo, estaríamos más cerca de los malos resultados que de los buenos. Cada uno es libre de pensar lo que quiera y si hay alguien que piensa que eso influyó pues allá cada uno. Normalmente, esa reacción viene a trasladar al equipo todo lo contrario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios