MOTOCICLISMO

Renacimiento Ducati, pese a Márquez

  • La marca italiana, propiedad de Audi, opta a ganar el Mundial en su mejor año desde 2007 cuando logró el título con Stoner. Prensa italiana y española se decantan por Marc y no por Dovizioso.

Dovizioso y Márquez, codo con codo en Austria, donde ganó el italiano. Dovizioso y Márquez, codo con codo en Austria, donde ganó el italiano.

Dovizioso y Márquez, codo con codo en Austria, donde ganó el italiano.

Motogp está librando una intensa batalla para coronar a su campeón de 2017. El empate a puntos entre los dos máximos aspirantes al título, Márquez y Dovizioso, concitan el mayor interés del Mundial de Motociclismo, dejando en un segundo plano detalles no menos importantes. Entre otros, sorprende que apenas se da relevancia a la gran temporada que Ducati está protagonizando en la máxima cilindrada, al reverdecer los laureles que no obtenía desde el año 2007, en el que conquistó su último título con el australiano Casey Stoner.

Han tenido que pasar diez años para que Ducati vuelva a ser una marca competitiva que opta a ganar un Campeonato de forma competitiva y constante. Eso sí, cuando Stoner consiguió el triunfo para la escudería de Borgo Panigale, fue de forma más rotunda que en la actualidad, pues lo hizo con 10 victorias, frente a las 4 que atesora de momento Andrea Dovizioso. Pero en la actualidad también hay factores positivos que entonces no se daban, como es el hecho de que Ducati está destacando no sólo por un piloto, pues también vemos brillar a otros con las míticas monturas rojas, como es el caso de Lorenzo o Petrucci. Todo ello gracias a una moto europea que está poniendo contra las cuerdas el poderío de los fabricantes japoneses Honda y Yamaha.

Paolo Scalera es uno de los periodistas más veteranos en el Mundial de Motociclismo, avalado por 40 años siguiendo los grandes premios para el diario Corriere dello Sport y fundador de gpone.com, que ofrece un análisis muy certero sobre este fabricante italiano: "Ducati es muy similar a Honda, porque ambas empresas están dirigidas por ingenieros apasionados con su trabajo. Así es como se consiguen los éxitos y se marca la diferencia con el resto de fabricantes. En el caso de Ducati, han reorganizado su departamento de carreras con la formidable dirección de Gigi Dall'Igna, que está logrando un auténtico renacimiento de esta mítica firma italiana, su evolución salta a la vista. También les ha favorecido la metodología y estabilidad industrial que ha aportado su inclusión en el grupo Volkswagen Audi. Han hecho una moto muy competitiva, equilibrada y potente para muchos pilotos, no sólo los que militan en el equipo oficial. En este último caso, si Lorenzo continúa con su buena adaptación, lo veremos brillar tanto como Dovizioso y ambos serán muy fuertes en 2018". De cara al Mundial que está en juego este año, el prestigioso periodista italiano no tiene ninguna duda: "Márquez es el gran favorito, sin duda. Reconozco la constancia de Dovizioso, pero el piloto español es el más veloz y eso al final se impone, por mucho que ahora estén empatados a puntos".

En esa misma línea de opinión se expresa también Paolo Ianieri, de La Gazzetta dello Sport: "Márquez es una bestia y el gran favorito para el título de 2017. A favor de Dovizioso puedo decir que no tiene presión alguna, no suele fallar y es muy sereno, controla bien sus impulsos. Ocurra lo que ocurra, el gran año y resurgir de Ducati es ya un hecho incontestable. En general, habrá que ver como transcurren las cinco carreras que restan y, especialmente, Japón y Malasia, donde la Ducati de 'Dovi' puede hacerlo mejor que la Honda de Marc, incluso en Australia. Estas carreras van a marcar el desenlace. Eso sí, todo el mundo habla de estos dos pilotos y no de Viñales, que también cuenta en esa lucha por el título y aún no ha dicho su última palabra".

La prensa española también es unánime al apostar por el máximo candidato al título de MotoGP. Para Chechu Lázaro, enviado especial de la revista Motociclismo, no hay duda: "Márquez es el favorito. Sólo perdería el título frente a Dovizioso por fallos o errores. Del mismo modo, considero que no es Honda o Yamaha, sino Ducati, la marca que tiene la moto más equilibrada en la parrilla de MotoGP. Es una montura muy completa para ganar el Mundial. En 2007 consiguieron el título gracias a las victorias continuadas e incontestables de Casey Stoner, en una temporada marcada por la superioridad de los neumáticos Bridgestone, que llevaba su Ducati, frente a los Michelin que usaban las Honda". También resulta interesante la opinión del concienzudo Juan Pedro de la Torre, analista de elconfidencial.com que considera a "Márquez como máximo candidato. Después de tantos problemas como ha tenido con su Honda, ahora finalmente se siente a gusto y confiado, mostrando una gran determinación. Dovizioso intentará aprovechar las carreras que sean en lluvia para ponerlo en aprietos, algo muy posible en los grandes premios de Japón, Australia, Malasia o Valencia, que aún restan por disputarse. Creo que su Ducati es una moto a la que muchos pilotos pueden sacar partido, algo que no ocurría en 2007, cuando Stoner logró por maestría el último título de Ducati".

Para equilibrar las opiniones entre periodistas italianos y españoles, nada mejor que la de un alemán como Friedemann Kirn, genial fotógrafo y redactor de la revista Motorrad, que realiza el Mundial desde 1981 con observaciones siempre certeras: "Ganará Márquez, no hay duda. Como piloto es más explosivo y agresivo que Dovizioso, no hay comparación posible. Si Marc pilotase una Ducati en lugar de una Honda, ganaría igualmente, lo tengo muy claro. Al margen de los pilotos, es justo reconocer también el gran trabajo de grandes ingenieros y técnicos como Gigi Dall'Igna, artífice del renacimiento que vive Ducati. Su capacidad organizativa y la acertada estrategia tecnológica es el secreto de los grandes resultados que están cosechando. De hecho, me impresiona que pilotos que antes eran de segunda fila, como Dovizioso, ahora estén haciéndolo tan bien gracias a la moto que tiene. Algo muy distinto a lo que ocurría en 2007, porque aquel año lograron el título de MotoGP gracias a un piloto formidable como Casey Stoner, que por sí mismo marcaba la diferencia". Pues lo dicho, parece que por una vez, todo el mundo se pone de acuerdo...

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue editor jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como jefe de prensa del Circuito de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios