La 'Saeta rubia' recibe el reconocimiento del mundo del fútbol

Alfredo Di Stéfano vivió su gran día. El mejor jugador de la historia del Real Madrid recibió el agasajo de todo el mundo del fútbol, en un homenaje al que se sumaron representantes del mundo de la política, del deporte y del espectáculo.

La Saeta rubia bromeó con el castellano de Michel Platini, el presidente de la UEFA, que se esforzó por leer en español el discurso en honor a un futbolista al que admiró. Di Stéfano agradeció todos los agasajos y habló con el corazón.

A Platini le agradeció que se desplazase a Madrid para entregarle el premio. No faltó casi nadie. Estuvieron el tenor Plácido Domingo y el cantante argentino Alberto Cortez, dos invitados que le hicieron especial ilusión, compañeros de todas las épocas (Kopa...), históricos (Telmo Zarra...) y rivales como el portugués Eusebio. También estuvo Zinedine Zidane, por el que Di Stéfano siente especial predilección, que prefirió alejarse de los focos.

La plantilla del Real Madrid, con Bernd Schuster a la cabeza, tampoco faltó; no hubo más que elogios, no sólo para el jugador, sino también para la persona. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, dijo que Di Stéfano fue el precursor del Fair Play; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissaveztky, aseguró que una palabra sirve para definirle: "Genialidad", y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, le calificó como "el mejor embajador de la ciudad".

Todos quisieron agasajarlo en un acto que deja para la historia la estatua de Pedro Montes, en bronce y piedra, de más de 400 kilos y 2,5 metros de altura que franquea el paso de entrada al estadio que lleva su nombre. A la fábrica donde Alfredo Di Stéfano aún vibra con el juego de algunos canteranos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios