La goleada permite al Celta no descolgarse

El Celta se acerca a su ansiado objetivo y se sitúa cerca de los puestos de ascenso tras batir por un contundente 4-1 al Granada 74, un equipo que despide el año sumando su segunda derrota consecutiva.

El Celta ya había conseguido encarrilar el encuentro desde el minuto 9, cuando Perera estableció el 1-0. Pero conforme transcurrieron los minutos, los hombres de López Caro fueron disminuyendo su presión y permitieron que adversario ganase terreno.

La mejor ocasión de los de Tapia llegó de hecho en el minuto 44, en un disparo a bocajarro de Guerra a pase de Aranda que Esteban, titular ayer en detrimento de Pinto, despejó con el pecho.

Los locales asestaron el golpe, casi definitivo, en el minuto 54, merced al segundo tanto obra de Quincy. A partir de ahí, los visitantes arriesgaron y el Celta lo aprovechó para lograr una goleada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios