fútbol tercera división

Mucho líder para el Guada

  • Los de Vázquez caen en Arcos aunque mantienen siete puntos de ventaja sobre el descenso

  • Los locales, superiores, virtualmente en fase de ascenso

El Guadalcacín sufrió una derrota en casa del líder de la categoría que no debe suponer nada grave para los intereses del equipo que entrena Alberto Vázquez. El empate del Antoniano en casa del Alcalá minimizó caer en el Antonio Barbadillo y a falta de cuatro jornadas para dar el cerrojazo a la temporada, el Guada tiene siete puntos de ventaja sobre el descenso. La próxima jornada, dentro de dos semanas, frente al Espeleño incluso se podría certificar la permanencia.

El Arcos, por su parte, está virtualmente clasificado para la fase de ascenso a Segunda División B. El empate del San Roque de Lepe por la tarde en Los Barrios hace que los de José Pérez Herrera tengan doce puntos de ventaja con doce por disputar. La clasificación no es ya matemática al tener perdido el 'average' particular con los onubenses. Un punto en Las Cabezas les basta para lograr el primer objetivo de la temporada.

1Punto. Al Arcos le basta con puntuar en Las Cabezas para certificar su clasificación.

El partido siguió el guión establecido y fue el equipo de José Manuel Pérez Herrera el que llevó el peso del encuentro aunque el Guada tuvo fases bastante buenas en las que llegó a tutear al líder y nunca perdió la cara al choque, ni siquiera cuando el infortunio se cruzó en su camino con las lesiones de Adrián Martín -que reaparecía ayer- y Chiqui, ambas en el primer tiempo.

El Arcos salió decidido a marcar en los primeros minutos y tuvo la fortuna de conseguir sus propósitos casi a las primeras de cambio. En el segundo saque de esquina a favor de los blancos, Juan Gómez remataba libre de marca atacando el primer palo. Cabezazo inapelable para inaugurar el marcador. Los locales intensificaron su dominio y a base de saques de esquina llevaron bastante peligro a la portería de Lebrón, que tuvo bastante trabajo en el primer tramo del encuentro. A los diez minutos despejó un remate con mucha intención de Zafra tras superar éste a Rosales después de un cambio de orientación de Nano. Ese córner estuvo a punto de significar el 2-0 pero Rodri metió la cabeza a tiempo para desviar el remate de Oca.

Superado el cuarto de hora, el Guadalcacín comenzó a nivelar la contienda. Adrián Martín, Piñero y Chiqui conectaban con relativa facilidad en el centro del campo. Un centro de este último lo tuvo que despejar con el puño el debutante Pablo Gómez. En la misma jugada, Adrián Martín recogió dentro del área, buscó la línea de fondo y Piñero no llegó al centro del canario en una ocasión muy clara para empatar.

El Arcos siguió percutiendo por la banda de Pablo, que pasó un suplicio para parar a Zafra. Rodri tuvo que meter la pierna para enviar a córner un disparo del extremo, que posteriormente lanzaba por encima del larguero desde el borde del área. El partido era de ida y vuelta aunque las mejores ocasiones las seguía teniendo el Arcos. Antonio Sánchez, en un error en la salida de balón de los guadalcacileños, estuvo a punto de marcar pero Lebrón no se dejó sorprender con una buena intervención para enviar a saque de esquina. La réplica bien pudo significar el empate en una gran jugada de Piñero que acabó disparando junto al palo derecho. En esa jugada, Adrián Martín sintió un pinchazo en la parte posterior del muslo derecho y tuvo que marcharse lesionado entrando Robert en su lugar. Siguieron unos minutos raros ya que poco después el que tenía que dejar el campo era el autor del 1-0, también lesionado. Jacobo, decisivo en la segunda mitad, entró por él. Y no acabó ahí la cosa, ya que a cinco minutos del descanso, Chiqui era el que se tenía que ir. El extremo zurdo realizó una gran jugada por la derecha, se internó en el área y cayó en pugna con Adri, reclamándose penalti. En esa jugada, Chiqui caía en mala posición sobre su hombro izquierdo. El primer parte habla de un esguince cervical.

La primera mitad acabó con lo que el árbitro interpretó que fue una cesión a Lebrón aunque el portero del Guada tenía muy claro que el balón venía de un contrario. De nada sirvieron las protestas sino para ganarse una amarilla. Maqui estrelló la pelota en la barrera.

Salió algo más entonado en la segunda mitad el Guadalcacín y a los diez minutos Piñero pidió penalti por un derribo de Nano que el árbitro no consideró punible. Un minuto después, el propio Piñero estuvo a punto de empatar pero remató de cabeza fuera un espléndido servicio desde la banda derecha de Juan Rosillo. Y como tantas veces se ve, del 1-1 se pasó inmediatamente al 2-0. Lebrón despejó hacia el centro del área un balón raso de Zafra y Oca, en la frontal, conectó un remate ajustado al palo izquierdo que el portero tornense no pudo alcanzar. Sin apenas tiempo para reaccionar, el Arcos asestó el golpe definitivo apenas cuatro minutos después. Esta vez fue Zafra quien recogía un centro desde la izquierda de Jacobo -una pesadilla para la zaga- que no acertó a despejar nadie. El extremo enganchó de primeras un disparo nada fácil y el balón entró por la escuadra izquierda. Lebrón se lució en un lanzamiento de Antonio Sánchez antes de que los jerezanos recortaran distancias gracias al tanto de Rosales, que inmediatamente pidió perdón a su antigua afición. Es el quinto gol de falta del central del Guadalcacín. Se pudo meter el equipo de Alberto Vázquez en el partido. Para entonces, el Guada ya jugaba con defensa de tres mostrando una actitud valiente pese al resultado. En otra falta, esta vez lanzada por Piñero, pudo llegar el 3-2 pero Rodri remataba por encima del larguero.

El Arcos terminó de rematar la faena en los minutos finales en dos acciones que hay que poner en el debe del Guadalcacín. En el 4-1, nadie de la defensa acertó a despejar el balón, que al final le cayó a Maqui y no desaprovechó el regalo. Y en el 5-1, en una falta al borde del área, nadie se puso delante, se sacó rápido y Jacobo batía a Lebrón cruzando al palo izquierdo de la portería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios