FÚTBOL l Segunda División A

Más miedo que otra cosa

  • Málaga y Cádiz se reparten los puntos en un encuentro de mucha tensión

El Málaga se complica sus posibilidades de ascenso por el empate de ante el Cádiz, que tiene otro cometido de no descender, aunque continúa dependiendo de él mismo para subir a Primera División.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron sosos. Los dos equipos, muy nerviosos y con mucho miedo, hicieron poco fútbol. El Málaga empezó fuerte y salió asustando con una ocasión de Calleja, que se fue por encima del larguero de la portería de Limia. A partir de ese momento, el conjunto blanquiazul con muchos problemas para crear, rifaba una y otra vez el balón.

El Cádiz, bien plantado, con Parri, de organizador, manipulaba a sus compañeros Natalio, Dani y el argentino Gastón Casas, ofensivos y que metían el miedo con sus llegadas y creaban a la vez incertidumbre.

Hasta el minuto treinta y cinco, el Málaga no volvió a que Limia tuviera que intervenir. Fue con un lanzamiento de falta lateral por parte de Cheli. Nada más. El conjunto gaditano, todavía más romo, sólo tuvo una ocasión con un disparo de Natalio, que salió pegado al poste izquierdo de la portería de Goitia.

En la segunda mitad el decorado no cambió excesivamente. El Málaga, fundido, tuvo muy pocas ocasiones, una del defensa portugués Hélder Rosario, que desbarató Limia en el minuto 59. El Cádiz tampoco estaba para muchos alardes y buscó el punto.

Además, al equipo gaditano se le puso en contra la posible igualada con la expulsión de Bezares, en el minuto 67. El decorado podía cambiar, pero el respeto y la falta de gasolina de los locales terminaron por finiquitar la esperanza del triunfo.

El Málaga lo intentó por todos los medios, con balones aéreos desde las bandas, lanzamientos, pero sin tino ni puntería. Además, a falta de cinco minutos fue expulsado Calleja. Ya al final Hélder y Rosado tuvieron el gol en la misma jugada, aunque uno no llegó y el otro mandó el balón fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios