fútbol liga santander

La noche de Ganso en Sevilla

  • Dos goles del brasileño dan el triunfo a los de Sampaoli de cara a la lucha por la tercera plaza

  • El Granada, casi con los dos pies en Segunda División

Correa pugna con Carcela-González en un lance del partido. Correa pugna con Carcela-González en un lance del partido.

Correa pugna con Carcela-González en un lance del partido. / juan carlos muñoz

El Sevilla ganó con solvencia y comodidad al Granada con dos goles del brasileño Paulo Henrique Ganso, que reapareció tras bastantes jornadas sin jugar y con sus tantos mantiene pujante a su equipo en la pelea por el tercer puesto, mientras que deja a los granadinistas con un pie y medio en Segunda.

Esto se notó desde el inicio ante el empuje del conjunto de Nervión y porque muy pronto al equipo entrenado por Tony Adams, endeble en defensa y timorato e inofensivo arriba en el segundo partido del inglés en su banquillo rojiblanco, se le volvió todo en contra. Los inconvenientes comenzaron a los dos minutos al lesionarse el central galo Saunier, al que relevó Angban, y a renglón seguido Iborra recogió un balón suelto en el área y lo estrelló en el larguero.

Para colmo de males para el Granada, sólo un minuto después llegó el 1-0, en el minuto cuatro, cuando el redimido Ganso dio un fino pase a la derecha a Jovetic, éste le devolvió la pelota y el brasileño batió a Ochoa de un buen izquierdazo. Los sevillistas encontraron muy poca oposición por parte granadinista, llevaron el control absoluto del juego y exhibieron una tremenda superioridad en esta primera mitad ante un Granada sin rumbo y cohibido, en el que Adams buscó la reacción con la entrada mediada esta parte del extremo Isaac Cuenca, su hombre más vertical. Pero el Sevilla, con un tridente formado por Ganso, Jovetic y Correa, dejó que su deprimido rival se fuera vivo al descanso por su falta de acierto en las muchas opciones de gol que, sin hacer un gran fútbol, generó.

Así, no atinaron a marcar Sarabia en una falta que salió rozando el poste antes del cuarto de hora; Correa en dos intentos, en uno de ellos cuando, totalmente solo, cabeceó flojo; Marianoen un centrochut; Nico Pareja en una falta algo desviada; o de nuevo Sarabia poco antes del descanso.

En la reanudación, el guión fue similar al del inicio del choque. Los sevillistas salieron con fuerza para asegurarse el triunfo y al minuto lograron el 2-0 que ya les daba mucha tranquilidad, de nuevo obra de Ganso. A partir de ahí, el juego fue más aburrido ante la incapacidad del Granada de plantarle cara a los locales, que, jugando a medio gas, aprovecharon los espacios al estirarse algo el equipo de Adams y gozaron de numerosas opciones para ampliar su renta, firmadas por Jovetic por dos veces, Ganso en otras dos, Iborra o Escudero. El Granada sólo apretó al final y pudo acortar diferencias en oportunidades de Ponce, Mehdi Carcela y Cuenca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios