El BCE se reafirma en mantener una política monetaria muy expansiva

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) consideró en la reunión de marzo pasado que era necesaria una política monetaria muy expansiva en la zona del euro para que suba la inflación. Así se desprende de las actas de la reunión, que el BCE publicó ayer y en las que consta que consideraron "prematuro" hablar de cuándo se van a producir cambios en los tipos de interés por la incertidumbre sobre las perspectivas económicas y la inflación. El BCE presta a los bancos al 0% semanalmente y les cobra un 0,4% por el exceso de sus reservas.

Las actas añaden que hubo "un amplio acuerdo respecto a mantener la política de comunicación de la postura de la política monetaria y de su guía sobre la actuación en el futuro".

En las últimas semanas varios miembros del consejo de gobierno han mostrado en entrevistas posturas diferentes sobre los estímulos monetarios y los tipos de interés, que han llevado a pensar que el BCE podría comenzar a subir estas tasas antes de lo que se esperaba.

Pero ayer su presidente, Mario Draghi, enfatizó en una conferencia que "los tipos de interés seguirán en el nivel actual o más bajos durante un periodo de tiempo extenso y bien pasado el horizonte de las compras" de deuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios