El Banco de España limitará la obra social de las cajas menos solventes

  • Podrá restringir el reparto de dividendo y la remuneración variable si el capital básico es un 20% inferior al mínimo exigido · Rajoy sólo apoyará el decreto si reactiva el crédito

Comentarios 2

El Banco de España podrá limitar la obra social, el reparto de dividendos y las remuneraciones variables de administradores y directivos en las entidades financieras que no alcancen la solvencia exigida en el nuevo real decreto ley de reforzamiento del sector financiero publicado ayer.

Estas limitaciones serán aplicables a las entidades que presenten "coyunturalmente" un nivel de capital principal que sea "menor aún del 20% del mínimo exigido", según el texto. Esos mínimos son del 8 % de capital principal o del 10 % en el caso de las cajas que no coticen y dependan de los mercados para financiarse.

Para esos casos el Banco de España podrá imponer restricciones que afectarían al reparto de dividendos, a las dotaciones destinadas a la obra benéfico-social, a las remuneraciones variables de los directivos, a la retribución de las acciones preferentes y a la recompra de acciones.

Ayer, el presidente de Ibercaja y vicepresidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Amado Franco, afirmó que el decreto "es muy duro" y "discriminatorio" con las cajas, si bien despeja "incógnitas" y es bienvenido si sirve para recuperar la credibilidad del sistema. "Es discriminatorio, en primer lugar con todas las entidades españolas, bancos y cajas, respecto a la sucursales de banca extranjera que estén aquí actuando y discrimina a cajas frente a bancos".

Franco expresó su deseo de que la medida del Gobierno "ponga punto y final a las especulaciones sobre la información que facilitan las cajas". "Si con esto se consigue que los mercados cojan confianza y se crean lo que estamos diciendo, si esto tiene como consecuencia la credibilidad de las cifras del sistema financiero, y en particular de las cajas de ahorro, y vuelve la normalidad en el mercado, pues bienvenido sea".

Franco consideró "una noticia positiva" que se amplíe el plazo para que las cajas puedan salir a bolsa, ya que el que había hacía imposible desde el punto de vista administrativo que las entidades pudieran salir al parqué en el plazo fijado. Para Franco, el país no está asistiendo al proceso de desaparición de las cajas, sino más bien a su "refundación".

Franco realizó estas declaraciones durante la presentación de los resultados de Ibercaja, que ha reducido un 27,9% el beneficio en 2010, hasta los 104 millones, por saneamientos extraordinarios.

Por otro lado, el presidente del PP y líder de la oposición, Mariano Rajoy, aseguró ayer que su partido apoyará el decreto ley sobre las cajas si reactiva el crédito. "Quiero que esta reforma traiga el crédito a nuestro país, para que la gente pueda invertir y pueda crear empleo; si no, no la apoyaremos", señaló Rajoy.

En su opinión, el hecho de que en menos de un año el Ejecutivo haya aprobado seis reales decretos ley transmite la sensación de que se está "improvisando", que se "da marcha adelante y marcha atrás".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios