EADS se compromete a mantener el peso de España en Airbus tras la integración

  • La SEPI anuncia a los sindicatos que Moncloa "vetará" cualquier decisión que vaya contra la industria y el empleo del país

El Gobierno español ha enseñado los dientes a EADS y el consorcio aeronáutico europeo ha rectificado su postura. Los intensos contactos mantenidos en los últimos días entre el Ejecutivo y la cúpula directiva de la compañía han arrancado un compromiso expreso a Louis Gallois, presidente del grupo, de mantener el peso de España en Airbus tras la integración de la división nacional de aviones militares (MTAD) en la misma. Así, MTAD permanecerá como una unidad de negocio única y diferenciada.

Así se lo comunicó ayer el presidente de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), Enrique Martínez Robles, a los representantes de los sindicatos CCOO y UGT, en una reunión mantenida para abordar las consecuencias de la incorporación de la rama militar española a la división de aviones civiles de EADS, Airbus.

"Gallois se ha comprometido a no modificar ni un ápice el acuerdo suscrito por EADS y el Ejecutivo en diciembre, lo que es una gran noticia para nosotros, ya que Tom Enders, presidente de Airbus, había intentado en la sombra cambiar los planes", indican fuentes sindicales. Unos planes que pasaban por la incorporación y no la absorción de MTAD -se rebautizará como Airbus Military- en aquella división. "Enders pretendía absorber toda la actividad militar española, con lo que hubiésemos perdido responsabilidad y capacidad de gestión en los programas", añaden.

Con todo ello, CCOO y UGT aseguran que Industria ha dado "absoluta garantía" de que no peligran las tecnologías, el empleo y los centros de trabajo españoles. Asimismo, se asegura la continuidad y viabilidad del programa del A400M, cuyo montaje final se lleva a cabo en Sevilla, pese a sus retrasos y pérdidas de 1.700 millones.

El presidente de la SEPI también afirmó que el Gobierno "está dispuesto a vetar cualquier decisión que perjudique a España dentro de la reestructuración de EADS". Así, no dudaría en presionar a la empresa suspendiendo las inversiones comprometidas o cancelando los pedidos realizados. En cuanto al posible relevo del presidente de EADS-CASA y responsable de MTAD, Carlos Suárez, los sindicatos indican que "se ha paralizado hasta la semana que viene" y que el Ejecutivo negocia un nombramiento consensuado con la compañía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios