Emed avisa al juez de que Rumbo impide su gestión

  • La empresa presenta ante la Justicia un pliego de alegaciones que incluye un proyecto de mejora de las balsas mineras de Riotinto

Comentarios 2

Emed Tartessus ha presentado ante el Juzgado de Primera Instancia de Valverde del Camino un pliego de alegaciones al expediente que el juzgado está llevando en relación con la gestión de las presas mineras de Riotinto (Gossan, Cobre y Aguzadera) y las reparaciones necesarias sobre estas infraestructuras encomendadas por la autoridad minera a Emed Tartessus.

La empresa minera vuelve a advertir en su escrito a la jueza de los "continuos episodios de bloqueo planteados por Rumbo 5 Cero y el resto de propietarios del 66% de los terrenos donde se asientan las balsas, que hasta hoy siguen impidiendo el correcto mantenimiento de las mismas, así como la ejecución de las obras de remediación propuestas por la empresa, y aprobadas por la Administración".

Las obras, valoradas en casi medio millón de euros, están proyectadas por la ingeniería Eptisa y han sido ordenadas por la Junta en resoluciones administrativas emitidas en febrero y octubre del año pasado y en enero de este ejercicio.

Ante esta situación, Emed ha solicitado que se tomen cuantas iniciativas correspondan para asegurar el acceso a las zonas que necesitan de mantenimiento y reparación, ya que de lo contrario "no podrían hacerse responsables de posibles daños a las personas, los bienes o el medio ambiente". En opinión de la minera, "éste es un ejemplo más de las maniobras que vienen realizando en concierto los propietarios de terrenos, la Comisión Liquidadora de MRT y antiguos gestores de la mina con el objetivo de desestabilizar el Proyecto Río Tinto y servir a sus intereses especulativos".

Las acciones legales emprendidas ante estos hechos se suman a una larga lista de pleitos "en defensa de un proyecto minero de crucial importancia para la región que se encuentra en una fase avanzada en el proceso administrativo de autorización". Los sucesivos y reiterados bloqueos de Rumbo a las labores de mantenimiento que Emed Tartessus coordina en las presas de residuos de la mina de Riotinto desvelaron recientemente una nueva jugada jurídico-registral.

El control de la seguridad en las zonas de vertidos de Aguzadera, Cobre y Gossan, donde se almacenan millones de toneladas de aguas ácidas de mina y lodos tóxicos, es esencial para la obtención de los permisos necesarios para reabrir la explotación y donde se centran las exigencias de la Junta. Y es en este terreno donde juegan con ventaja los copropietarios de la zona, Rumbo y Zeitung, pues hacen valer sus derechos legales como propiedad para impedir el paso a la maquinaria y personal de la multinacional.

Emed Tartessus, impulsora del Proyecto Río Tinto, no ha sido capaz hasta ahora de desarrollar estos trabajos debido, dice, a "la oposición y obstrucción por parte de los otros propietarios, Rumbo y Zeitung", que acaban de vender parte de los terrenos a una nueva empresa llamada Inland Traiding. Con este acto notarial añaden una nueva pieza a la maraña legal y limbo jurídico que rodea los terrenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios