El IPC cae el 0,8% en febrero por carburantes y alimentos

El índice de precios de consumo (IPC) agudizó su caída en febrero, al bajar el 0,8% interanual, por el descenso de los precios de los carburantes y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según el indicador adelantado publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el caso de que el INE confirme este dato el próximo 11 de marzo, el IPC sumaría siete meses consecutivos sin lograr ninguna tasa positiva (su mejor registro en este periodo fue el 0% contabilizado el pasado mes de diciembre).

El profesor de Economía de la escuela de negocios Esade Josep Comajuncosa, explicó a Efe que el descenso es algo superior a lo que se podía prever solo por la caída de los precios de los carburantes, y está "en la línea de una cierta moderación de la actividad económica en toda la zona del euro". Apunta que la marcha de los precios en la Eurozona tiende a ser "ligeramente peor" de lo que cabe esperar, lo que refleja una evolución de la demanda "algo más débil".

Para el profesor de Economía de IESE, Javier Díaz-Giménez, el descenso del 0,8% no es "una caída sorprendente ni demasiado preocupante". Cree que la gente no está dejando de comprar determinados productos porque espere que los precios van a bajar, sino porque está cambiando su patrón de gasto.

Díaz-Giménez explica que mientras dure "la atonía en general y haya dudas sobre el crecimiento" lo previsible es que el índice continúe en el entorno del cero, "si no hay novedades ni sorpresas" como pudiera ser una subida del IVA. En opinión de la analista de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), María Jesús Fernández, el IPC ha vuelto a caer más de lo esperado y se mantiene "la tónica de tasas negativas derivadas fundamentalmente de la caída de los precios energéticos", una tendencia que prevé que continúe durante todo el año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios