SOS paraliza el proyecto de compra y explotación de olivares por su alto coste

  • La compañía presentó el plan a bombo y platillo en 2007 y ya había comprado 5.400 hectáreas

Los nuevos gestores de SOS Corporación Alimentaria han decidido paralizar el Proyecto Tierra, uno de los planes estrella del anterior presidente, Jesús Salazar, por la "intensidad" de financiación necesaria, informaron en la compañía.

El proyecto, presentado en 2007, contemplaba una inversión de entre ocho y diez millones de euros al año para promover nuevas explotaciones de olivar de alto rendimiento (unas 10.000 hectáreas anuales), que permitirían al grupo cubrir en un plazo de diez años el 30% de sus necesidades de materia prima, según se estimó en aquel momento.

En concreto, se pretendía adquirir terrenos y, a través de la participada Todolivo, poner en marcha la producción olivarera, para después vender el negocio a inversores a quienes se les garantizaría la compra de la producción. Hasta el momento, se habían adquirido 5.400 hectáreas y ya estaban plantadas alrededor de 2.400.

Este negocio, por tanto, presenta grandes necesidades de capital y tiene un periodo de maduración largo por lo que se ha decidido "dejarlo de lado", puesto que su desarrollo no es prioritario ahora.

De hecho, entre las prioridades de la compañía figura, la reducción de su "excesiva" deuda, que supera los 1.000 millones de euros. SOS ha contratado a Credit Suisse como asesor para negociar con las entidades bancarias su reestructuración financiera.

Asimismo, debe definir la estructura de la ampliación de capital de 200 millones de euros prevista para compensar las pérdidas registradas en 2008 como consecuencia de la provisión realizada por la compañía para cubrir el desvío de fondos de los hermanos Jesús y Jaime Salazar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios