Wellness Telecom apuesta por una ciudad 2.0 inalámbrica

  • La firma sevillana introduce una red de sensores en los contenedores de basura para optimizar su recogida · El sistema genera la ruta más eficaz y avisa de las averías

Comentarios 5

En estos días, un elemento parece cada vez más necesario para alcanzar la deseada ciudad 2.0: las redes inteligentes. Por eso, la ingeniera sevillana Wellness Telecom ha decidido poner en valor una tecnología aún emergente para crear el sistema de información que mejor se adapta al ritmo de las metrópolis, las redes inalámbricas de sensores. Con ellas han diseñado e-garbage, un sistema que informatiza y optimiza la gestión de la recogida de basuras.

Wellness Telecom es una de esas empresas jóvenes dirigidas por jóvenes que logran hacerse hueco entre las grandes compañías a golpe de innovación. Nació hace dos años, en plena crisis, con apenas dos trabajadores, pero con la voluntad de ofrecer soluciones de telecomunicaciones "más baratas y eficientes".

Hoy cuenta con cuatro sedes y una plantilla de más de 40 profesionales. Entre sus clientes se encuentran una pléyade de pymes que dan el salto a las nuevas tecnologías y gigantes avezados en la materia como Abengoa y Telefónica, una cartera que le reporta unos dos millones de euros al año de facturación.

"Apostamos por elegir un equipo de gente joven y muy formada", explica el director general de la firma, David García. "Queremos sacar el mayor partido a una generación que el mercado laboral está desaprovechando".

Sus productos se dividen en cuatro líneas principales: las soluciones de telecomunicaciones para empresas, la programación de un software que integra la videoconferencia a las redes sociales, las tecnologías aplicadas al ámbito de la salud y la I+D orientada a la ciudad inteligente. Dentro de este último ramo se encuentra e-garbage, un sistema que permite detectar cuándo están llenos los contenedores de basura y planear cada día una ruta óptima de recogida en función de las necesidades.

El proyecto persigue mejorar la eficiencia de los servicios de recogida de basuras en núcleos urbanos. Para ello se vale de una red de sensores, una centralita a la que llega la información a través de tecnología inalámbrica y un software que establece la ruta que deben emprender los camiones de basura basándose en los datos recogidos en tiempo real.

"Otros sistemas no son tan eficientes como éste que hemos ideado. Los sensores no necesitan grandes cantidades de energía para funcionar permanentemente y la red inalámbrica permite que los datos reboten hasta cualquier lugar sin que haya interferencias", explica García.

El sistema se complementa con dispositivos de identificación por radiofrecuencia (RFID), de modo que cada camión graba los datos de los contenedores que ha recogido. Información, que puede recuperarse de manera remota mediante ondas de radio.

"El sistema cuenta con ventajas económicas y medioambientales porque ahorra costes al detectar los contenedores vacíos que no hay que incluir en el recorrido", señala el director general de Wellness Telecom. "Esto resulta muy útil, por ejemplo, en zonas poco habitadas, que no generan cantidades elevadas de basura y, por tanto, no requieren un servicio diario", subraya.

Ofrece otras virtudes. Cuando un contenedor destinado al reciclaje se llene o se dañe se detectará de inmediato, con lo que los servicios de recogida o de reparación podrán actuar de manera más rápida.

El proyecto cuenta con el respaldo de la Corporación Tecnológica de Andalucía y también participan en él tres equipos de la Universidad de Sevilla, pertenecientes a la Escuela de Ingenieros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios