Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Informe

Las condiciones a las que se ofertan los créditos se endurecen

  • Un sondeo del Banco de España hecho público hoy constata el endurecimiento de las condiciones de oferta de crédito en nuestro país, en especial la préstamos hipotecarios.

El Banco de España constata que el endurecimiento de las condiciones de oferta de crédito en España, principalmente en las operaciones realizadas con empresas y con los hogares para la adquisición de vivienda, continuó durante el último trimestre de 2007, según la última 'Encuesta sobre Préstamos Hipotecarios' publicada hoy por el organismo supervisor.

  El informe señala que la demanda disminuyó de forma generalizada, pero con mayor intensidad en la financiación para la compra de inmuebles por parte de las familias, y que cayó, por encima de los esperado, en las peticiones de fondos de las sociedades.

  La evolución registrada por los criterios de aprobación de nuevos créditos respondió, principalmente, a los cambios en la percepción de los riesgos económicos, si bien, el aumento de los costes de financiación y la menor disponibilidad de recursos en los mercados mayoristas tuvieron también gran influencia, según destaca el Banco de España. 

  Asimismo, señala que la situación de liquidez de las entidades y las dificultades para acceder a financiación en los mercados tuvieron también un impacto restrictivo, que en el área euro fue similar al que se observó en octubre y en España ligeramente superior.

  En el segmento del crédito a los hogares para la adquisición de vivienda, el grado de exigencia de los criterios para la aprobación de nuevas operaciones aumentó debido a los cambios en las expectativas de las entidades respecto al sector inmobiliario, a la actividad económica en general y a los efectos relacionados con los costes de financiación, con l adisponibilidad de fondos y con la competencia.

  Entre las condiciones fijadas destacan la ampliación de los márgenes y de las garantías requeridas, así como la reducción de la relación préstamo-valor y la disminución de los plazos máximos de concesión, situación similar a la de la eurozona.

  La institución también destaca que disminuyó la demanda de vivienda debido, principalmente, a las variaciones en las perspectivas de las familias relativas al sector inmobiliario y en la confianza de los consumidores.

  El endurecimiento de las condiciones también afectó a la oferta de nuevos créditos de las familias para consumo y otros fines, en especial, en lo referente a la ampliación de los márgenes para todo tipo de préstamos, aunque no afectó a los plazos de vencimiento, que se mantuvieron estables.

  La encuesta, en la que participan diez entidades españolas, resalta que tanto en España como en la zona euro el endurecimiento de los criterios para la aprobación de nuevos préstamos para las empresas fue generalizado, aunque más evidente en el caso de los concedidos a las grandes compañías y en aquellos en un plazo de vencimiento más largo.

  La demanda de financiación de las sociedades a las entidades de crédito españolas disminuyó en todas las categorías consideradas, como consecuencia de una menor necesidad de fondos para acometer inversiones de capital fijo, existencias y capital recurrente, a lo que se sumó el efecto negativo asociado al descenso en el volumen de operaciones de fusión, adquisición y reestructuración empresarial.

  El Banco de España señala en la encuesta que las entidades anticipan una endurecimiento adicional de las condiciones de oferta de crédito a las familias y a las empresas, así como una nueva reducción de la demanda, aunque los cambios en la oferta serán algo menores que los registrados durante los últimos meses de 2007.

  El análisis de las respuestas de las entidades señalan, según indica la institución, que las perturbaciones recientes en los mercados financieros y de crédito han seguido contribuyendo a la fijación de unos criterios de aprobación más estrictos, especialmente, en el caso de las sociedades y las familias.

  De cara a los próximos tres meses, ni las entidades españolas ni las europeas parecen esperar una mejoría apreciable en el acceso a los mercado de financiación al por mayor, y sí una cierta intensificación de su efecto sobre las cantidades y los precios de las nuevas operaciones.

  Asimismo, anticipan que las tensiones de los mercados financieros tendrán nuevamente una repercusión restrictiva sobre los créditos de concesión, que sería similar a la del cuarto trimestre de 2007 en el caso de los préstamos y a hogares para la adquisición de vivienda, y algo mayor en el de consumo y otros gastos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios