Las ventas de turismos se hunden un 24% en el peor mes de mayo desde 1993

  • Las matriculaciones en Andalucía incluso empeoran la media con un retroceso del 26% · El consumo de gasóleo cae un 9%

Comentarios 1

La crisis económica no deja títere con cabeza y el sector de los automóviles no iba a ser una excepción. Si ya durante los cuatro primeros meses del año las ventas registraron tasas negativas, en mayo el desplome ha sido definitivo. La caída del 24,3% en este último mes de las matriculaciones de turismos (116.108 unidades, frente a las 153.396 del mismo mes del año pasado) es un fiel reflejo de la situación económica que atraviesan los hogares españoles.

El incremento del precio del petróleo, en torno a los 130 euros, el aumento del desempleo y la limitada liquidez de los mercados que endurece las condiciones de crédito son las primeras causas de que los españoles frecuenten cada vez menos los concesionarios.

Según informaron ayer las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam), las ventas acumuladas en los cinco meses del año se elevan a 587.407 unidades y suponen un retroceso del 14,3%. Con 100.000 coches menos vendidos, el último periodo medido registró la mayor caída en un mes de mayo desde 1993.

No han ido mejor las cosas en Andalucía, donde las matriculaciones de automóviles se situaron en 16.164 unidades, con una caída del 26,2%, por encima incluso de la media nacional. El nuevo revés se suma al de meses anteriores, registrando un descenso acumulado del 10,3%, con 92.273 unidades matriculadas, lo que supone cuatro puntos porcentuales menos que a nivel estatal.

Ni siquiera las empresas de alquiler y la cercanía de la temporada alta veraniega animaron el mercado, ya que redujeron sus compras un 8,3%, con 28.676 matriculaciones, frente a las 31.261 del mismo mes de 2007.

Para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), la caída de las ventas sitúa al sector en un estado de "alerta máxima" que exige al Gobierno la adopción de medidas profundas para "evitar un desastre". Entre las soluciones que maneja el sector destaca la creación de un nuevo Plan Prever, aunque con una dotación económica más ambiciosa.

También se conoció ayer que el consumo de gasóleo de automoción registró un "notable" descenso del 9,6% en marzo, hasta 2,07 millones de toneladas, lo que supone el primer retroceso desde septiembre de 2007. Este paso atrás coincide con el encarecimiento del combustible diésel (llenar un depósito de gasóleo es 4,4 euros más caro que hacerlo con gasolina), que en marzo superó por primera vez a la gasolina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios