Condena de 30 años al etarra Olarra por el asesinato del fiscal jefe del TSJA

  • La Audiencia Nacional afirma que el ex dirigente terrorista ordenó al comando Andalucía que acabara con Luis Portero en 2000 · La familia de la víctima iniciará acciones penales contra otros dos etarras

El ex dirigente etarra Juan Antonio Olarra Guridi fue condenado ayer a 30 años de cárcel por ordenar el asesinato del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero, perpetrado el 9 de octubre de 2000 en Granada, sede del principal organismo judicial autonómico.

Asimismo, la Audiencia Nacional condena al terrorista a indemnizar a la viuda y a los cuatro hijos de la víctima con 900.000 euros, cantidad solicitada por la acusación particular y que supone un incremento de 250.000 euros sobre lo que pedía la Fiscalía en su escrito. Justo tras conocer la condena, uno de los hijos de la víctima, Daniel Portero, expresó la "satisfacción" de su familia por la sentencia y anuncio que también tienen previsto emprender acciones legales contra Ainhoa Múgica y Javier García Gaztelu, alias Txapote, al considerar que ambos etarras "participaron en la organización del asesinato".

La Sección Segunda de Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condena a Olarra Guridi por su "responsabilidad criminal como autor penalmente responsable de un delito de asesinato terrorista" al entender que era responsable del comando Andalucía que perpetró el asesinato de Portero y del que formaban parte otras dos personas ya condenadas en esta misma causa: Harriete Iragui y Jon Igor. Guridi proporcionó a estos dos etarras la información necesaria sobre los movimientos del fiscal andaluz y les dio la orden de asesinarle.

El tribunal considera probado que Guridi se encontraba "al frente de las acciones que debía cometer el comando etarra, indicándoles los objetivos concretos en Andalucía, entre los que se encontraba el fiscal Luis Portero, de quien Olarra Guridi les facilitó el domicilio, horarios de trabajo, fotos y coche oficial que le llevaba a casa". Portero fue asesinado el 9 de octubre de 2000 por el comando de ETA que dirigía el condenado. En concreto, los terroristas esperaron a su víctima en las escaleras interiores del portal de su casa, donde le descerrajaron dos disparos en la cabeza que acabaron con su vida en el acto.

La Audiencia Nacional considera en su sentencia que Olarra Guridi es "autor por inducción de este delito por cuanto, aunque no realizara el hecho, sí fue causante tanto objetiva como subjetivamente mediante las órdenes que impartió a quienes lo materializaron". Por ello le impone una pena de 30 años de cárcel, coincidiendo así con la petición de la Fiscalía. En lo que no ha coincidido el tribunal con el Ministerio Público es a la hora establecer la indemnización. La Audiencia condena al etarra a indemnizar a la viuda y a los cuatro hijos de la víctima con 900.000 euros, cantidad solicitada por la acusación particular y que supera en 250.000 euros lo reclamado por el Ministerio Fiscal durante el juicio celebrado el pasado 21 de diciembre.

Un juicio en el que compareció uno de los hijos de la víctima, Daniel Portero, que relató que su padre solicitó días antes de su muerte "protección personal" y "se la denegaron". Explicó que el fiscal Portero había comentado a su familias en varias ocasiones que se encontraba "en las listas de ETA" y añadió que, en el verano de 2000, apenas semanas antes de morir, llegó a precisar que "era objetivo" de la banda terrorista.

Ayer, tras conocer la decisión de la Audiencia Nacional, Daniel Portero, presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, expresó su "satisfacción por la sentencia condenatoria y por el hecho más importante para todas las víctimas del terrorismo que es sentar doctrina para no dejar impune a ninguno de los terroristas que participaron en el atentado, sean autores materiales, inductores o colaboradores necesarios".

Y para que todos los implicados en el asesinato de su padre paguen por lo que han hecho, anunció que emprenderán "nuevas acciones penales contra Ainhoa Múgica y Javier García Gaztelu, Txapote, cuando esta sentencia sea firme por tratarse de terroristas que junto a Olarra Guridi participaron en la organización del asesinato".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios