ETA anuncia un "debate interno" pero evita hablar de su disolución

  • En un comunicado difundido por el diario 'Gara', la banda armada ve una "oportunidad histórica" para la soberanía del País Vasco

ETA calificó de "éxito" la entrega de armas que escenificó hace una semana en el sur de Francia y anunció un "debate interno" para avanzar en su estrategia, aunque evitó hablar de su disolución definitiva.

La entrega del arsenal de la banda armada el 8 de abril en Bayona fue "un medio para impulsar el ciclo independentista" y abre "una oportunidad histórica", sostuvo ETA en un comunicado difundido por el diario "Gara".

El texto, hecho público coincidiendo con el "Aberri Eguna" (Día de la Patria Vasca), pide "acelerar un proceso sociopolítico e institucional que posibilite decidir de manera democrática el estatus político" del País Vasco.

ETA explica que optó por entregar su arsenal al comprender la necesidad de "superar la actividad armada para avanzar en el proceso de liberación" e impulsar el ciclo independentista, en un ciclo en el que la activación y el protagonismo popular son indispensables".

El texto ve una "oportunidad histórica" para la soberanía del País Vasco por factores como "el agotamiento del marco post-franquista, la crisis de los estados, el predominio del derecho a decidir en la sociedad, la opción de alianzas entre fuerzas soberanistas, los casos escocés y catalán, la demanda de cambio y los pasos dados en los territorios vascos o la capacidad de movilización".

El grupo asegura además que impulsará un "debate interno" que llevará a tomar medidas para avanzar hacia un Estado vasco. Sin embargo, no menciona en ningún momento la posibilidad de su disolución, el último paso que resta a ETA para desaparecer por completo.

Tras medio siglo de "lucha armada" por la independencia del País Vasco y más de 800 asesinatos, ETA anunció el cese definitivo de la violencia armada en octubre de 2011. Sin embago, no entregó entonces las armas ni se disolvió, confiando en poder negociar esos pasos con Francia o España a cambio de contrapartidas políticas.

El fracaso de esa estrategia y el acoso policial llevaron al grupo a entregar las armas cinco años y medio después en un acto celebrado la semana pasada en Bayona.

El Gobierno de Mariano Rajoy recibió con escepticismo ese desarme, aclaró que no ofrecerá contrapartidas y exigió a ETA dar un paso más y disolverse, mientras que fuentes de la lucha antiterrorista pusieron en duda que el grupo haya entregado la totalidad de las armas que aún conservaba.

A pesar de esa cautela y de que ETA no habla de su final definitivo en el comunicado hecho público hoy, en el entorno del nacionalismo vasco y la izquierda independentista de la región se da por hecho que el grupo debate ya cómo disolverse.

# Información para el editor

## INTERNET - [Comunicado (en euskera)](http://dpaq.de/teR0F) - [Artículo de "Gara"](http://dpaq.de/Zkr7e)

* * * * Los siguientes datos de contacto no están destinados a su publicación

## Contactos editoriales - Autor: Pablo Sanguinetti (Madrid) - Editora: MLuz Climent Mascarell (Madrid) - Tel: +34 91 567 2600 / +54 11 4314 1570 - Correo: internacional@dpa.com

dpa ps ml

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios