Encarcelados los etarras Portu y Sarasola por el atentado de Barajas

  • El juez Pedraz ve "bastantes motivos" para suponer que ambos perpetraron el ataque

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó ayer prisión incondicional para los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, detenidos el pasado 6 de enero en Mondragón, por un delito de estragos y otros dos de asesinato por su responsabilidad en el atentado de la T-4. En un auto, el magistrado considera que hay "motivos bastantes" para suponer que Portu y Sarasola, miembros del comando Elurra, participaron en el atentado de la T-4 que acabó con la vida de dos personas de origen ecuatoriano. Según Pedraz, fue Sarasola quien colocó la furgoneta-bomba en el parking y Portu quien realizó las llamadas antes del atentado a la DYA, al periódico Gara y al Parque de Bomberos de Madrid para avisar del atentado.

Todos estos datos los dio Sarasola a la Guardia Civil tras su detención, donde ofreció una explicación "amplia y detallada" de lo ocurrido. El juez Pedraz recuerda que Sarasola no negó estos hechos en su declaración, "pues simplemente se limitó a acogerse a su derecho a guardar silencio sin hacer alegaciones", recoge el juez en el auto. Sarasola implicó "claramente" en la declaración ante la Benemérita a Portu. La comparecencia de ambos duró menos de treinta minutos por la negativa de los dos etarras a declarar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios