Ignacio González es encarcelado

  • El juez Velasco ordena prisión incondicional sin fianza para el ex presidente madrileño y para su hombre fuerte en Latinoamérica en la trama del desvío de fondos del Canal

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco decretó anoche, tal como había pedido el fiscal, prisión sin fianza para el ex presidente madrileño Ignacio González, detenido el pasado miércoles en el marco de la operación Lezo, donde se investigan irregularidades en la gestión del Canal de Isabel II.

González declaró durante dos horas y cuarenta y cinco minutos ante el juez sobre los presuntos desvíos de fondos de la entidad pública, que fue presidida por el ex mandatario madrileño entre 2003 y 2012.

El que fuera mano derecha de la ex presidenta regional Esperanza Aguirre negó ante el juez todas las supuestas irregularidades que le imputa el magistrado, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

Durante el interrogatorio se reprodujeron varias conversaciones pinchadas en las que aparece González de interlocutor.

Las mismas fuentes indicaron que algunas de las preguntas que le hicieron versaron sobre por qué no denunció ciertas irregularidades a su llegada al organismo en 2003.

González fue uno de los siete detenidos que declararon ayer ante el juez. También lo hicieron su hermano Pablo, ex dirigente de Mercasa, y su cuñado Juan José Caballero, para los que la Fiscalía pidió prisión eludible bajo fianza. Además, el hombre de confianza del ex presidente madrileño en Latinoamérica, Edmundo Rodríguez; la secretaria de éste, Clarisa Guerra, y el consejero de OHL Javier López Madrid.

Velasco ordenó también el ingreso en prisión sin fianza para Rodríguez Sobrino, que fue presidente de Inassa -filial del Canal en Latinoamérica- hasta que fue destituido por el Ejecutivo regional que preside Cristina Cifuentes tras aparecer su nombre en los papeles de Panamá.

El juez cree que fue el responsable de las propuestas para que el Canal invirtiera en 2013 un total 31 millones de dólares en la compra de la brasileña Emissao, empresa que fue "hipervalorada ficticiamente", hasta el punto de que su patrimonio neto al cierre de aquel año era de 10,2 millones de dólares y en tan solo dos años había descendido a 5 millones de dólares.

Velasco sostiene que la adquisición por parte de la entidad pública en 2003 se hizo sin ningún tipo de control para el "desvío de dinero público madrileño" a "cuentas bancarias de terceros países con opacidad".

También sabe que ocultó en un banco suizo una cartera de fondos valorada en 402.239 euros, de "origen desconocido", que regularizó en 2012 acogiéndose a la amnistía fiscal.

Y Velasco tiene indicios de que una hija de Rodríguez, imputada en el caso, controla el patrimonio oculto de su padre y que pudiera ser titular de bienes muebles e inmuebles, algunos en el extranjero, que en realidad serían de él.

El jueves declararon dos ex directivos del Canal de Isabel II, María Fernanda Richmond y Adrián Martín. El juez decretó prisión incondicional para la primera y bajo fianza de 100.000 euros para el segundo, que ya la abonó ayer por la mañana.

La secretaria de Acción Institucional de Podemos, Gloria Elizo, avanzó ayer que su partido se personará "de forma inmediata" como acusación popular, ya que tiene información relevante y "estructurada" que aportar sobre "la trama".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios