El PSC exige a Mas que "diga la verdad de una puñetera vez"

  • Navarro conmina al presidente catalán a aclarar las consecuencias de una hipotética independencia · Sánchez-Camacho le compara con otro "fracasado" como Zapatero

El candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, elevó ayer el tono de sus críticas al presidente catalán y candidato de CiU, Artur Mas, al exigirle que diga la verdad sobre las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña "de una puñetera vez".

"La contradicción es tan grande y tan grave que no permito más que se engañe al pueblo de Cataluña con esto; si Cataluña se independizara saldría de la UE y tendría que ponerse a la cola para entrar; le exigimos [a Mas] que diga la verdad de una puñetera vez", exclamó Navarro ayer ante medio centenar de empresarios.

En un desayuno organizado por la patronal Pimec, de la pequeña y mediana empresa, el candidato socialista cargó con dureza contra "la huida hacia adelante" y "el engaño" de Mas, al tiempo que desgranó parte de su programa económico.

"Mas debe explicar que la ruptura con España también tiene unos peajes", pidió Navarro, en vísperas del arranque de la campaña electoral catalana.

El president afirmó ayer por su parte que, después de que en Cataluña se haya expresado el deseo de tener un Estado propio, lo lógico sería recibir "un montón de ofertas" atractivas para quedarse en España "y lo único que vemos son palos, patadas y golpes".

Mas hizo estas afirmaciones en un acto en la Cámara de Comercio de Barcelona, en el que intervino ante más de quinientas personas, en su mayoría empresarios. Según dijo, las "descalificaciones" y "reproches" que recibe estos días desde diversos ámbitos políticos le indican que el proceso iniciado desde Cataluña no se entiende. "Si el Estado pensara que tiene que entrar en este proceso y no quiere que Cataluña tenga un Estado propio, lo lógico sería que actuara de otra forma", ha dicho. "Lo normal -agregó- sería que a Cataluña le estuvieran cayendo un montón de ofertas atractivas (...), pero en vez de esto lo único que vemos que se hace es darnos palos, lanzarnos patadas y golpes".

"Pues así no se convence a nadie", insistió, antes de lamentar que "yo no veo intentos" desde el Estado Español por tratar de comprender los motivos que conducen a la situación actual.

La candidata del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, comparó ayer al presidente catalán con el ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, porque ambos, a su juicio, "han intentado ocultar los problemas económicos y se han creído enviados para una misión histórica".

"Cada día [Artur Mas] me recuerda más a un político fracasado como Zapatero. Los dos han inventado batallas para ocultar los problemas económicos de Cataluña y España, uno con la alianza de civilizaciones y la memoria histórica y el otro con la separación de Cataluña", afirmó la candidata popular en un almuerzo informativo organizado por el Círculo Ecuestre. Sánchez-Camacho consideró que tanto Mas como Zapatero "han dejado la misma herencia, más crisis y cajones llenos de facturas", y defendió que Cataluña "necesita un Gobierno reformista como el Ejecutivo del PP que tiene España".

"Ningún país en el siglo XXI admite recursos mesiánicos, Mas dice que le persigue toda España, que está por encima de la ley y de los tribunales, que un gobernante diga esto, es lo peor que puede hacer", subrayó Sánchez-Camacho, ovacionada en repetidas ocasiones por el más de un centenar de asistentes.

ERC concurrirá el 25-N bajo el lema Un nuevo país para todos y, según aseguró ayer su presidente y candidato, Oriol Junqueras, hará una campaña austera, ya que gastará un 40% menos que en las catalanas de hace dos años, y hablará de la secesión de Cataluña claramente y sin rodeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios