Sánchez pide más adhesiones y Rivera no descarta entrar en el Gobierno

  • Sánchez reconoce que el pacto con C's es sólo el "primer paso" para el cambio. Rivera no descarta entrar en un Gobierno con PSOE y pide al PP "valentía".

Comentarios 2

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no descarta entrar en un gobierno presidido por Pedro Sánchez, aunque no es su prioridad, y ha pedido al PP un "esfuerzo de valentía y generosidad" para apoyar el acuerdo para un Ejecutivo "reformista y de progreso" que ha firmado esta mañana con Sánchez. "No descartamos participar de un gobierno para ejecutar este acuerdo", ha dicho Rivera, recordando que hay varias fórmulas de hacerlo, también desde fuera o con independientes. El acuerdo, que contempla más de 200 reformas, recoge, según ha explicado en una comparecencia de prensa, el 80 por ciento de las propuestas de Ciudadanos y representa a nueve millones de españoles "juntos", pero aspiran a ser más porque los números no cuadran y por eso han emplazado al PP a sumarse a un pacto que permitirá poner en marcha "reformas profundas" necesarias para el país.

Recuerda al PP, con el que Ciudadanos tuvo ayer una primera toma de contacto, que el documento rubricado hoy entre PSOE y C's defiende medidas "muy similares" a las suyas y, por tanto, permite su incorporación. Si no lo hace, ha advertido, tendrá que explicar a los españoles "por qué no están de acuerdo cuando Rajoy dice que compartimos muchas cosas".

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reconocido que el acuerdo de gobierno que ha firmado con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, es sólo "el primer paso" para que haya un cambio político en España. "Es un primer paso, no el necesario, para que se produzca el cambio político en este país y haya un nuevo gobierno en España a partir de la próxima semana", ha afirmado tras suscribir con Rivera el pacto que garantiza el apoyo de Ciudadanos a su investidura.

Con el cuadro de fondo El Abrazo, de Juan Genovés, icono de la Transición, Sánchez ha subrayado que el acuerdo "no ha sido fácil", pero que representa un "camino de generosidad" en el que "no ha cedido nadie", sino que ambos partidos han "cedido para que ganen los españoles". Tras incidir en la necesidad histórica de pensar en el "bien común", el líder socialista ha llamado a "abandonar el verbo vetar y abrazar el verbo acordar, desterrar el verbo imponer y poner el practica el verbo entender".

Ha resaltado también que este "acuerdo para un gobierno reformista y de progreso" recoge las palabras y valores vinculados al socialismo democrático en sus 140 años de historia: justicia social, derechos, diálogo, oportunidades y libertades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios