Caso Nóos

Torres: "Quien tramitaba el IRPF de la Familia Real también supervisaba Nóos"

  • El ex socio de Urdangarín asegura que el abogado del Rey que le hizo dejar del instituto ideó otra fundación para que el ex duque de Palma se dedicase al deporte. También niega que su esposa o la infanta Cristina liderasen algún proyecto.

Comentarios 3

El socio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, ha asegurado este miércoles que quien supervisaba los pagos impuestos de la entidad era el mismo técnico de Hacienda que tramitaba las declaraciones del IRPF de los miembros de la Familia Real. 

En respuesta a las preguntas de la abogada del Estado en el juicio del caso Nóos, Dolores Ripoll, ha asegurado que las declaraciones tributarias de la asociación que compartía con Urdangarin las revisaba y aprobaba Federico Rubio Carvajal. 

"Es la persona que realiza la declaración de Hacienda de toda la Familia Real", ha sostenido el acusado antes de agregar que el citado Rubio Carvajal "hizo el informe que hacía que don Juan le dejase la herencia al Rey emérito en Suiza para tributar menos impuestos". 

Torres, que en su declaración de este martes atribuyó la supuesta supervisión a un "alto funcionario de Hacienda" ha señalado que creía que se trataba de un trabajador de la Agencia Tributaria, mientras que la abogada del Estado le ha puntualizado que su dirección de correo electrónico no se corresponde al de esa entidad. 

El ex socio de Urdangarin no ha podido precisar qué declaraciones revisaba el supuesto asesor de la Casa Real, si solo las de las sociedades ligadas a Nóos o también las particulares. 

Estas supervisiones, según el encausado, se llevaban a cabo "cada mes de junio" en reuniones entre Rubio Carvajal y el secretario del Instituto Nóos Miguel Tejeiro, que era el encargado de la gestión tributaria de la asociación y de las empresas de sus impulsores. 

Ripoll ha puesto en cuestión la argumentación reiterada por Torres desde que inició  este martes su comparecencia ante el tribunal en el sentido de que la administración tributaria revisaba y avalaba la gestión de Nóos. 

A preguntas de la abogada del Estado, en representación de Hacienda, el acusado se ha vuelto a desvincular de toda la fiscalidad del entramado societario, que ha achacado a Miguel Tejeiro, su cuñado, quien hacía sus declaraciones de la renta. 

"La declaración de la renta en mi vida la he hecho yo, la ha hecho el señor Tejeiro siempre (...), incluso cuando acabé la carrera y tuve mi primer empleo, esa declaración ya me la hizo el señor Tejeiro", ha dicho. 

La fundación FDCIS se creó para que Urdangarín hiciera lo que le gusta

Según Torres, el abogado del Rey Juan Carlos, José Manuel Romero, creo una fundación para que Iñaki Urdangarin pudiera seguir vinculado a temas deportivos tras obligarle a dejar el Instituto Nóos, aunque le dijo que el ex duque de Palma no debían figurar en ella como fundador. 

El acusado ha explicado que cuando Urdangarin dejó la presidencia de Nóos le quedó una "sensación de: ¿y yo a qué me dedicaré? ¿en qué emplearé el tiempo?". 

Ha indicado que como ser parte de consejos de administración de empresas y otros proyectos personales no le "llenaban" porque no tenían que ver con deporte, que era lo que "realmente" le gustaba, se le aconsejó fundar otra fundación "sin ninguna implicación económica, simplemente para seguir en el mundo del deporte". 

Romero, ha dicho, aprobó la idea, y entonces Urdangarin y Torres, "absolutamente animados", fundaron la Fundación Areté, pero cuando se lo comunicaron al abogado del Rey en su siguiente "reunión periódica" con él, el letrado "se tiró de los pelos". "Eso no puede ser, os habéis precipitado", les dijo Romero, y les explicó que era mejor que "unos empresarios constituyeran la fundación y más adelante invitaran al señor Urdangarin a ser presidente". 

"Nosotros -ha añadido- no lo veíamos de esa manera, pero si te viene un señor que es el abogado del jefe del Estado te dice que hay que hacerlo así, pues seguimos sus instrucciones". Así, Romero se encargó de disolver Areté y les dio instrucciones para crear una nueva (la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social -FDCIS-) con la orden de que la fundara "un empresario", de lo que se encargó Joaquim Boixareu, que conocía a Urdangarín. 

"Yo me sorprendí cuando Boixareu nos pasó una factura", ha explicado el acusado, y ha aclarado que Areté se fundó "para que don Iñaki pudiera hacer las cosas que le gustan" mientras se ganaba "la vida con los consejos de administración y con los proyectos que iba generando". "No tiene más secreto", ha concluido. Según su versión, en la nueva fundación Urdangarin se encargaba de impulsar el uso del deporte "encontrando ejemplos bonitos de cómo el deporte y la cultura podían ser útiles". 

La FCDIS, ha aclarado, recibió una donación de 114.000 euros por parte de la Fundación Madrid 2016 porque Romero, conde de Fontao, les explicó que esa era la fórmula adecuada, aunque la Fiscalía afirma que ese dinero se destinó a pagar servicios de "lobby" de Urdangarin en favor de la candidatura. 

Liderazgo de proyectos

Torres ha asegurado que ni su esposa, Ana María Tejeiro, ni la infanta Cristina lideraron ningún proyecto en el Instituto Nóos, aunque ambas formaban parte de la junta directiva de la entidad y están acusadas. 

"¿Doña Cristina de Borbón lideró alguno de los proyectos del Instituto Nóos?", le ha preguntado el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach a Torres en la décima jornada del juicio que se celebra ante la Audiencia de Palma, a lo que Torres ha respondido que "no", lo mismo que había dicho en relación a idéntica pregunta sobre su esposa. 

Torres se enfrenta a peticiones de condena de entre 11 y 22,5 años de prisión en el juicio en el que también están acusados su mujer, Urdangarin, la infanta Cristina y otras 13 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios