Grupo C: Italia

¿Tiempo de renovación?

  • El campeón del mundo llega con la premisa de mantener una posción predominante en Europa, a la vez que inmerso en un proceso de cambio generacional, pese a seguir dependiendo de los más veteranos.

Comentarios 1

El campeón mundial llega a Suiza/Austria 2008 con la premisa de mantener una posición dominante en Europa y sus expectativas no son otras que alcanzar la final. Si bien durante el proceso de clasificación la prensa y la afición han presionado para que juegue mejor, el plan para ganar la Eurocopa no se alejará en demasía del que les diera el triunfo ecuménico: catenaccio y una plantilla geriátrica.

En efecto, Roberto Donadoni ha cumplido un ciclo con altibajos, pero su desafío más grande radica en cumplir efectivamente con el mandato de refrescar el funcionamiento del equipo y encontrar piezas jóvenes que completen el recambio generacional iniciado con su nombramiento. Donadoni ha propuesto cambios y su equipo es algo más ofensivo, pero su cometido no se ha materializado.

De cualquier manera, si de resultados se trata, la Italia de Donadoni no se ha lucido ni ha vivido tranquila. Tiene en la columna del debe una derrota (1-3) a manos de Francia, un vago empate en casa ante Lituania y pobres producciones ante rivales de escasa valía como Georgia o Islas Feroe.

En términos posicionales, el dibujo inicial de Donadoni pareciera sugerir una Italia más agresiva que la que comandara Lippi. Utiliza mayormente un 4-3-3 falso y, en ocasiones, el delantero centro puede quedar aislado.

Guardametas

Gianluigi Buffon, de la Juventus, es un fijo y será la primera opción. Las otras dos alternativas son Marco Amelia (Livorno) –la opción joven– y el sevillista De Sanctis, que da sobriedad.

Defensas

Falta aún dar de baja a un futbolista pero se estima que los laterales serán el barcelonista Zambrotta y el incombustible Panucci, mientras que Grosso, del Lyon, no es el mismo del Palermo o el Mundial 2006. Su lugar podría ser ocupado por el espigado Giorgio Chiellini.

En cuanto a los centrales, Donadoni se ha decantado por el correcto Andrea Barzagli, del Palermo, más dos verdaderos viajeros frecuentes como Fabio Cannavaro y Marco Materazzi.

Centrocampistas

Andrea Pirlo será para Italia el regista que tanto éxito ha obtenido con el Milan. Es el catalizador de los ataques de la nazionale y con su visión y su prodigiosa pierna derecha dota de fluidez al equipo, corrigiendo errores de control en la salida y lastimando con profundos pases y remates de media distancia. No es exagerado advertir que, con Pirlo maniatado, Italia pasa de ser un bloque muy peligroso a lucir algo inconexo y tornarse previsible.

La dicotomía jóvenes y veteranos sigue en una zona del campo que, en líneas generales, presenta futbolistas más currantes que creativos y más predispuesta a la experiencia que a la sangre joven. Por un lado están el experimentado Camoranesi, el giallorosso Perrotta y a los también milanistas Ambrossini y Gattuso. Mientras tanto, las plazas para jóvenes se destinarían a De Rossi y Aquilani.

Delanteros

Muchas de las opciones italianas de reeditar el éxito mundialista descansan sobre los hombros de su goleador: Luca Toni. El enorme delantero centro del Bayern de Múnich llegará a la Eurocopa con 30 años cumplidos, pero la evolución que ha conseguido en los últimos años no es menos que sensacional. Antonio Di Natale dista mucho de ser un crack, pero la verdad es que cuenta mucho para Donadoni. Ha jugado consistentemente durante las eliminatorias y puede hacer daño por la izquierda si consigue sorprender con sus entradas punzantes y oportunistas.

Alessandro Del Piero es un fuoriclase que no requiere presentación. El diminuto atacante de la Juve ha recibido una convocatoria que es todo un premio a su superación (con 21 dianas esta temporada), cuando la retirada como internacional parecía un hecho. Fabio Quagliarella, compañero de ataque de Di Natale en el Udinese, sería el siguiente en el escalafón del técnico. Cassano es la gran sorpresa de Donadoni. El jugador cedido por el Madrid a la Samp ha encontrado con su presencia en laEurocopa el premio a su buena temporada.

La estrella: Luca Toni

Es la principal amenaza de los azzurri. Aunque luzca algo lento e incoordinado, Toni se mueve bien, sabe cómo causar daño y encontrar espacios en el área y hacia el segundo poste. Su juego aéreo es fenomenal, la pierna derecha un arma de cuidado y esa nariz para olfatear goles y capturar rebotes, una de las más desarrolladas del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios