Martes de Feria · La crónica

"Te vas a morir de calor... y lo sabes"

  • El martes luce en el Real con algo más de público a pesar de la subida de temperaturas. Hoy la mujer será protagonista, al igual que los abanicos

Comentarios 9

"¿A cuánto llegaremos hoy?". ¿De jarras de rebujito, de medias de fino, de cervezas, de casetas visitadas...? No, me temo que no. La pregunta que se hacía una pareja ayer nada más entrar en el González Hontoria, a eso de las dos de la tarde, hacía referencia a la temperatura, a los grados, al calor, a los 34 que se alcanzaron finalmente en Jerez, a los que hubo que sumar al menos cuatro puntos más en el Real. Y es que si algo cotiza al alza en la Feria es el aire acondicionado. Tampoco se quedan atrás los abanicos y los vaporizadores de alivio refrescante. De hecho, muchas de las casetas lo anuncian bien claro en la entrada con un cartel. Un reclamo más que suficiente para meterse al personal en el bolsillo. Para tranquilidad del 'feriante', la cifra de ebullición que se alcanzó ayer sobre el albero ha supuesto el pico de la semana. De hoy en adelante la cosa cae, una bajada térmica que viene acompañada de viento.

Sea como fuere, no viene uno a la Feria para estar como en casa. Cada jornada es una aventura aliñada con todo tipo de factores. El primero, el calor. Vale, bien, salvado este obstáculo bajo techo de lona, lo que sigue pueden ser las alergias, los precios altos o no de los pimientos y las tortillas, alguna jarra de más en el cuerpo, una sevillana que se atraganta, una pataíta mal echá, los wasaps mas escritos, el cabreo de la 'parienta' porque el marido parece que habla al revés... Sí. Ya lo dice Julio Iglesias, mientras te apunta con el dedo, en esos mensajes que tanto 'rulan' por los móviles: "Te vas a morir de calor en la Feria... y lo sabes"; "Preferías estar soltero en la Feria y no en Semana Santa... y lo sabes"; "Tienes que invitar a tu suegro a jamón... y lo sabes". ¿Y quién se asusta si todos los años es lo mismo?

Entrando en faena periodística, la jornada del martes de Feria estuvo bastante más lucida que la del lunes. Aún habiendo más gente, las terrazas de las casetas tenían muchas mesas libres -seguía habiendo poco ambiente para ser el día que era-, espacios que se fueron llenando poco a poco con la entrada de la tarde y el fresquito. Ah, a diferencia del lunes, se veían coches de caballos (animales algunos de dudosa belleza) por el paseo, algo que los turistas agradecían y que hicieron uso de ellos. Incluso un grupo de chavales de marcados pectorales al desnudo -descarada despedida de soltero-, sacaba músculo ante un grupo de fotógrafas improvisadas. Mientras, ajenas al espectáculo, un corro de señoras vestidas todas con el mismo traje de gitana, mostraba su pericia en el baile ante el templete de González Byass. Un día protagonizado también por las comidas de empresa y de los partidos políticos. Un martes también dedicado a los más pequeños, y al bolsillo de los padres, con precios reducidos en los 'cacharritos', que ya estaban muy animados a la hora del café, pese al 'derretimiento' generalizado.

Una jornada en la que, hasta las 19,32 horas, se realizaron 64 asistencias a personas en el puesto de socorro de la Cruz Roja y en avisos en el recinto ferial. Prácticamente todas fueron de carácter leve, por bajadas de tensión, cefaleas, alergias, así como diversas quemaduras. Desde Cruz Roja Española insiste en su recomendación de ser precavido en horas puntas de más temperatura, entre las 14,00 y las 17,00 horas, y en hidratarse con agua, para evitar golpes de calor o bajadas de tensión. Y sobre todo, no cometer excesos, para disfrutar la Feria sin incidencias.

Para hoy, pues ya se sabe, es el Día de las Mujeres, de la alegría y del colorido en el González Hontoria. Y se inician las jornadas grandes en el Real, que ya toma un ritmo imparable hasta que se apaguen las luces el próximo domingo por la noche. Hoy, una nueva oportunidad para bailar mejor sevillanas, no volver a ser el tipo 'plasta' de ayer con las mujeres, dejar para otro día "la rebequita fina por si refresca" e invitar a un jamón más bueno a los colegas. Aunque nada de esto lo vas a hacer... y lo sabes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios