Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

El Festival de Jerez, un ejemplo de constancia

  • Desde 1997, el Festival de Jerez se ha convertido en un referente para el mundo del flamenco

 Con el paso de los años ha ido adquiriendo tal prestigio y reconocimiento que hoy en día su posicionamiento a nivel internacional no es ni tan siquiera discutible. Francisco López y su equipo supieron ir dando forma a un proyecto ambicioso y con bases sólidas que ha sabido germinar año tras año.  Con el Teatro Villamarta como epicentro, y añadiendo paulatinamente espacios concretos (Palacio de Villavicencio, la bodega ‘Los Apóstoles’ y la Sala Compañía), el Festival ha ido ganando adeptos por distintos motivos. Primero por su programación, con artistas de primer nivel exhibiendo sus mejores productos, y posteriormente con un variado y cada vez más extenso programa de cursos que ha sabido cautivar el interés de aficionados y cursillistas de infinidad de países. Precisamente este aspecto, el área formativa, ha sido parte fundamental del éxito del Festival pues su enorme aceptación da como resultado un lleno casi asegurado en cada uno de los espectáculos. Con aquel estreno en el año 1997, en el que María Pagés y la Compañía Andaluza de Danza alzaban el telón del renovado teatro jerezano, comenzaba la nueva época dorada del flamenco en esta ciudad que afortunadamente todavía se conserva.        

LOS MEJORES DEL MOMENTO

Por los distintos escenarios del Festival han pasado artistas de todos los niveles: principiantes, noveles, veteranos, promesas... Además de todas las tendencias, unas más actuales y otras más clásicas, pero siempre buscando esa calidad que debe ofrecer una ciudad como Jerez, la ‘cuna del cante’ para muchos, que tanto se hace respetar entre los artistas. Grandes como Antonio Gades, Granero, Mario Maya, Manuela Carrasco, Manolete, El Güito, Manolo Sanlúcar, Angelita Gómez, Matilde Coral han compartido cartel con otrora promesas del baile como Javier Barón, Mercedes Ruiz, Israel Galván, María del Mar Moreno, Joaquín Grilo, Eva la Yerbabuena, Isabel Bayón... artistas que en el transcurso de estos trece años se han ido consagrando hasta ser a día de hoy auténticas estrellas de este arte.

Sin duda, el Festival de Jerez supo adelantarse a su tiempo al observar todo el potencial del flamenco a la hora de captar turismo cultural y de ocio. Su apuesta decidida e inédita en la ciudad por el baile flamenco y español como la columna vertebral de la programación convirtió al certamen, casi desde su gestación, en la cita más internacional del baile.

Pero no solamente esta disciplina ha brillado con luz propia en estos trece años. Numerosos cantaores y guitarristas han aprovechado esta cita anual con el flamenco para convertirla en su propio trampolín hacia la fama. Así, nombres como David Lagos, Niño Josele, Alfredo Lagos, Jesús Méndez, David Palomar, Diego del Morao, José Quevedo ‘Bolita’, Juan Diego, entre otros, han engrandecido su trayectoria tras su paso por Jerez.

LAS ACTIVIDADES PARALELAS

Con el paso de los años, otro de los puntos fuertes del Festival ha surgido de las diferentes actividades paralelas que han ido creciendo a su lado. Las tertulias del Consejo Regulador, un lugar en el que se llega a tomar conciencia de infinidad de conceptos; las constantes presentaciones de libros de autores de reconocido prestigio y credibilidad como José Luis Navarro, Norberto Torres, Gerhard Steingress, Eulalia Pablos o el trato directo con los propios artistas han fomentado otras vertientes del Festival.

PARA EL RECUERDO

Que un instante quede en la retina del espectador no es comparable con nada. Así, recodar el desfilar de Mario Mayo por las tablas del Villamarta en aquel ‘Un dos tres, faa...’, la irrupción de Diego Carrasco para acompañar a Miguel Poveda en sus ‘Alfileres de Colores’,  la puesta en escena de montajes como Fuenteovejuna (2002), a cargo del mismísimo Antonio Gades; Rinconete y Cortadillo (2003), con la supervisión de Javier Latorre; o el Carmina Burana de Salvador Távora (2004) han pasado a la historia del Festival y del flamenco y han servido para engrandecer un Festival que año tras año pasa un examen continuo pero que a base de constancia se ha convertido en un ejemplo a seguir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios