La responsabilidad del estreno

  • Carmen Herrera, Saray García y Patricia Ibáñez representan al baile jerezano más novel en este Festival, una oportunidad que para todas supone "un paso adelante"

Históricamente, Jerez ha sido cantera bailaores/as, desde la legendaria Macarrona, pasando por Rosa Durán, Cristóbal 'El Jerezano', Fernando Belmonte o los más actuales, nombres como Joaquín Grilo, Andrés Peña, Antonio El Pipa o Mercedes Ruiz. El paso de los años, no obstante, no ha cerrado la compuerta de las generaciones posteriores, generaciones cultivadas y bien formadas que han bebido y sentido el compás más genuinamente jerezano.

Es de ley enconces, dejar pasar a los noveles, jóvenes que irrumpen con fuerza en el panorama flamenco y a los que el Festival otorga, desde hace unos años, la posibilidad de crecer. Los últimos tienen nombres de mujer, Carmen Herrera, Saray García y Patricia Ibáñez.

Todas se estrenan en solitario en la Sala Compañía y todas tienen detrás su historia y su ilusión, pues han depositado en esta oportunidad parte de sus esperanzas.

De ellas, Carmen Herrera será la primera en subirse a las tablas, concretamente esta tarde. Alumna de Ana María López, la jerezana ha crecido notablemente de un tiempo a esta parte. "La verdad es que en el último año todo ha pasado muy rápido, casi no me ha dado tiempo a digerir todo lo que está ocurriendo", comenta. Y es que desde que en 2008 cosechara un notable éxito en la edición de Los Viernes Flamencos de Jerez, la bailaora ha pasado "a formar parte de la Compañía de Mercedes Ruiz, que para mí ha sido algo muy grande, y ahora esto".

En su primera experiencia en solitario en el Festival espera "que me sirva de trampolín. Tengo puestas muchas esperanzas aquí y voy a tratar de darlo todo. He tenido mucha ayuda de Mercedes Ruiz y Ana María López en lo que han sido coreografías y demás y bueno, sé que voy a tener mucha responsabilidad pero estoy preparada". Para la puesta de largo "he preparado un repertorio sencillo, pero en el que voy a intentar aprovechar todas mis cualidades".

Varios días después, el 4 de marzo, será otra artista de la tierra, Saray García, la que se presente en sociedad en la Sala Compañía. También forjada en la academia de Ana María López, la bailaora siente "más que nada respeto por estar en Jerez y en el Festival". De familia tradicionalmente vinculada al flamenco, "mi abuelo es primo de La Paquera, y bueno, desde pequeña he vivido de cerca todo esto, lo llevo en la sangre", la joven ve su debut "como algo muy grande, no quiero defraudar a nadie".

La rutina diaria de Saray, entre Jerez y Sevilla, "porque ahora mismo estoy trabajando en el Tablao Los Gallos de Sevilla", ha hecho que los ensayos "hayan sido muy duros. He tenido que trabajar mucho, pero para mí esto es una oportunidad y tenía que esforzarme al máximo". Define su baile como "temperamental", y como su paisana Carmen Herrera ha previsto "un repertorio clásico, de alegrías y seguiriyas".

Con algo más de experiencia en los tablaos encontramos a Patricia Ibáñez, que actuará el 7 de marzo. Ha tenido como mentores a Cristobal 'El Jerezano', Juan Parra y la propia Ana María López aunque lo suyo ha sido el fruto de la constancia. Su insistencia, sus ganas de trabajar y sobre todo su ilusión por hacerse un hueco en el difícil mundo del flamenco le han hecho llegar hasta el Ballet de Andalucía, con el que estuvo en Villamarta el pasado viernes.

"Sé que venir al Festival exige un esfuerzo mayor, pero tenía muchas ganas de bailar sola en mi tierra. Llevo unos años trabajando fuera y tenía ilusión de hacer algo en solitario. Me he metido en un espectáculo gordo con Abel Harana, un compañero mío del Ballet de Andalucía y bueno, a ver qué sale", relata.

Consciente de su progresión, que ha crecido "desde que estoy en el Ballet con alguien como Cristina Hoyos", Patricia ve ahora todo "de manera diferente. El hecho de salir fuera me ha abierto la mente. Todo el mundo evolucionamos y yo personalmente me veo cambios, tanto personal como artísticamente".

Para esta novedosa experiencia contará "con el bailaor Abel Harana, como he dicho antes, y Pedro Ricardo Miño, que me han apoyado siempre y han creído en mí. Sé lo que me juego, por eso estoy deseando que llegue el día para quitarme todos estos nervios", subraya.

El espectáculo en sí, denominado 'Memoria Antigua' "lo vamos a estrenar en Jerez", y su argumento pretende "recorrer algunos palos del flamenco que están en desuso como las cantiñas de Las Mirris, los zánganos de Puente Genil, seguiriyas de Frijones, farruca...Lo que intentamos es recoger la esencia más flamenca".

"Me considero una bailaora muy tradicional -continúa la artista jerezana- y lo que intentamos es mostrar al público lo que es el flamenco en sí y sus orígenes", puntualiza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios