Miguel Lavi. Cantaor

"Mi sueño es cantar delante, es lo que me gusta"

  • Con apenas diez años "escuchaba cantar a los mayores de Santiago, me encantaba oír las vivencias de Tío Sordera o Tío Vicente".

 -Vuelve usted a cantar en solitario en Jerez, ¿cómo lo lleva?

-Bien, con muchas ganas de cantar nuevamente en mi tierra y más aún cantando solo delante. La verdad es que me hace mucha ilusión, aunque también hay que tener en cuenta que cuando se canta en Jerez uno no se puede relajar porque en el rincón que menos te espera hay alguien que entiende, entonces uno viene con ese resquemor pero también con el amor propio de hacer las cosas bien y que al público le guste.

-Será la segunda vez que pase por el Palacio de Villavicencio porque ya estuvo en 2008, ¿eso es una ventaja?

-No creo, sé cuáles son las condiciones de la sala, pero sólo eso. Cada día es diferente y un día te levantas de una manera, otro te levantas de otra y bueno, por eso prefiero ir con calma y llegaré como si fuera la primera vez.

-¿Ha cambiado mucho Miguel Lavi desde que dio su último recital en el Festival de Jerez?

-Bueno, la vida te hace pasar por situaciones y uno va cambiando con las cosas que te pasan. Ahora me siento más seguro que antes y bueno, ojalá esté mucho mejor que la última vez que vine. Aquella vez me sentí a gusto, espero que me sienta también esta vez. 

-Supongo que vendrá con las pilas cargadas después de terminar con éxito la Gira del Norte...

-(Risas) Sí, he estado por todo el norte, en Logroño, Barakaldo, Bilbao y Vitoria, y bueno, la verdad es que he terminado muy contento. Me he sentido muy cómodo con Manuel Parrilla, que estará conmigo en Jerez también, y bueno, feliz por el hecho de cantar solo delante, que es lo que me gusta.

-Es usted el hombre de moda en cuanto a premios porque después de recibir el del Mejor Atrás en Jerez le han concedido el del Mejor Recital en el Festival de Almería, ¿qué supone

eso?

-Para mí es un placer que en mi propia tierra se acuerden de mí porque eso es señal de que estoy haciendo las cosas en condiciones. Eso personalmente me ayuda. En cuanto al del Almería también se agradece porque que te premien como el Mejor Recital del año pasado con todos los buenos artistas y primeras figuras que había allí es un honor y me hace seguir trabajando para crecer en este difícil mundo del flamenco. Uno es joven, pero eso te da a entender que vas por el buen camino.

-Usted siempre ha dejado claro que su principal objetivo a corto plazo era grabar su primer disco algo que parece va a conseguir y encima de la mano de Miguel Poveda...

-Sí, efectivamente, parece que poco a poco los sueños se van haciendo realidad. Miguel, al me que considero una gran persona, me conoce desde hace mucho tiempo y siempre le agradeceré esto que va a hacer por mí. Espero verlo pronto en la calle.

-¿Y qué tipo de disco pretende grabar?

-Haré uno clásico, como yo soy. No es que no me guste innovar ni hacer cosas distintas, pero para este primer disco me gustaría hacer lo que sé hacer, eso lo tengo claro. Creo que en la vida todo tiene su tiempo y ahora mismo el cuerpo me pide las cosas que he hecho siempre y lo que llevo dentro. Cantaré por soleá, por seguiriyas, por tonás, en fin, todo eso que estoy acostumbrado a hacer.

-El hecho de haber formado parte de compañías o espectáculos con éxito en los últimos tiempos, ¿le ha abierto muchas puertas?

-Claro hombre, a mí me han ayudado mucho mis compañeros, Mercedes Ruiz, Olga Pericet o Miguel, ellos han confiado en mí desde el primer momento y gracias a Dios las cosas me han salido bien.

-¿Cómo es el día a día de Miguel Lavi? ¿Se pasa muchas horas cantando?

-No (risas). Soy como cualquier persona. Me levanto y me voy al campo a estar con mis caballos, que me gustan mucho, estoy pendiente de mi familia y cuando estoy tranquilo me gusta escuchar cantecito bueno y escucharlo. Me encanta oír a Chocolate, Tomás Pavón, Caracol, Antonio Mairena, todo lo que esté bien hecho me gusta. Soy un tío normal, no me meto con nadie y soy dueño de mi hambre, como suele decirse.

-El tópico ese de que nadie es profeta en su no se cumple demasiado en su caso porque Jerez le ha tratado bien. ¿Cómo se toma eso?

-Para mí es un placer que me mimen y me quieran en mi tierra, aunque si es verdad que siempre he medido muchos mis pasos, soy una persona humilde, a la que no le gusta alardear y eso supongo que también se valora. 

-¿Qué locura le apetecería hacer en el flamenco?

-Haría muchas, pero ya vendrán en su momento, no ahora. Mi madre me dijo una vez, cuando yo tenía 8 años, que nunca defraudara con mi arte y eso lo llevo a rajatabla cada vez que me subo a un escenario.

-De todo eso que dice se desprende que es exigente consigo mismo, ¿es así?

-Sí que lo soy, me gusta hacer las cosas con tranquilidad, aunque sin obsesionarme porque los extremos no son buenos.

-Volviendo al recital en el Palacio de Villavicencio, ¿qué tiene pensado hacer?

-Pues mira, ahora mismo sólo sé que empezaré por tonás y terminaré cantando por bulerías, como es menester en mi tierra. Luego, dependiendo de cómo esté haré una cosa u otra. Lo mismo me da por cantar por seguiriyas que me apetece hacerlo por tientos. No lo sé, la verdad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios