Absuelto un joven de una agresión sexual

  • El acusado siempre mantuvo que fueron relaciones consentidas. El caso lo denunció Servicios Sociales

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz en Jerez ha decidido absolver a un joven de un delito de agresión sexual y otro de amenazas por el que se le llegaban a pedir penas de hasta dieciocho años de cárcel. No obstante, hay que tener en cuenta que la sentencia no tiene por qué ser firme, sino que ha podido ser recurrida por alguna de las partes, en especial, por la acusación particular que pedía penas más severas que el fiscal, que solicitaba nueve años de cárcel.

J.R.G. ha sido absuelto de hechos muy graves que se remontaban a siete años atrás. Cabe reseñar que el caso ni siquiera fue denunciado directamente por la supuesta afectada o por su familia, sino que se encargó de hacerlo llegar a las fuerzas de seguridad Servicios Sociales, sólo entonces comenzó a moverse el entramado legal que llevó al joven inculpado a sentarse en el banquillo. Éste siempre mantuvo en la sala de vistas que las relaciones sexuales que llegó a mantener con la chica fueron consentidas, como puso de manifiesto en la sala de vistas de la Sección jerezana. Ambos pertenecen al mundo rural.

El joven llegó a apuntar en la sala de vistas que había mantenido con la chica relaciones sexuales esporádicas durante un periodo de unos dos años y que siempre fueron consentidas. Es más, incluso recalcó que era ella la que solía ir a buscarlo cuando se encontraba realizando tareas propias de la ganadería, algo a lo que también se dedicaba la joven. De esta relación nació una niña cuyo progenitor es el joven que se sentó en el banquillo, como aseveraban unas pruebas de paternidad que se practicaron, aunque él no la ha llegado a reconocer, al menos hasta la vista, en el Registro Civil.

La chica contó la historia a personal de Servicios Sociales un día con el que se personó allí con su madre para pedir una subvención. Contó que tenía una hija y salió a relucir el tema. Fueron ellos los que acabaron presentando la denuncia, aunque la madre de la joven siempre quiso dejar pasar lo ocurrido. Tanto es así que pese a estar citada al acto de juicio ni siquiera se presentó. Sí lo hicieron algunos testigos que aseguraron que la joven siempre había mostrado cierta obsesión con ser pareja del ahora absuelto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios