Arrecian las quejas contra la subida de la tarifa de la luz en Jerez

  • Decenas de ciudadanos hacen cola para reclamar en las oficinas de Endesa

Comentarios 13

Decenas de jerezanos volvieron hacer cola ante las oficinas de la compañía de electricidad Endesa, en pleno centro, desde antes de las 09:00 horas de ayer para reclamar por lo que consideran desorbitada subida de los recibos de la luz después del cambio de periodicidad del sistema de facturación, que ha pasado de ser bimensual a mensual.

Algunos de ellos no habían logrado entrar para presentar su reclamación y ya eran las 13:00 horas a pesar de que los empleados de la oficina no paraban de trabajar y atender a otros ciudadanos, como se podía comprobar desde el exterior de la sede.

Manuel Ibañez era uno de estos afectados y señaló a este periódico que "esperamos que nos solucionen algo: esto es un abuso, todo un problemón. La cantidad que reclaman es de 116 euros por dos meses (la factura acumulada corresponde a finales de diciembre), cuando yo pagaba una media de unos 70 a 80 por cada dos". Este trabajador agrega que "vengo a reclamar porque es una diferencia de 30 a 40 euros", y enseña otra factura, por 39, "lo que tengo que abonar ahora y que considero que es una cantidad adecuada, respetable". Ibañez ironiza al ver a varias personas esperando y agrega que "esto es la cola del paro", definiendo el gentío que se arremolinó tanto por la mañana como por la tarde de ayer.

Ahmed Khaldi es otro cliente de Endesa, vive en el centro de Jerez, y explicó que "siempre pago entre los 60 ó 70, cuando la factura era por cada dos meses. Ahora me mandan la carta de un mes por 35, pero de la anterior, hasta el 12 de enero, me llegó una burrada, de 80 euros cada mes. Yo no quería venir aquí, pensaba que era perder el tiempo, pero cuando escuché por la radio a la Junta (de Andalucía) que fuéramos a reclamar lo hice. Es una burrada. Es bastante dinero para mí que sólo soy un trabajador". E insiste que "pagaba normalmente unos 70 a 80 cada dos meses". Pretende acudir también a la oficina de consumo para presentar una queja. La mayoría de los usuarios hablaba de cuotas similares a las señaladas por estas dos personas y otros se quejaban que no habían podido abrir la factura electrónica que la compañía, que absorbió a Sevillana, les envía por correo electrónico. Ibáñez señala que teme ordenar a su banco que no pague el recibo del "problemón, pero luego te cortan la luz y hay que pagar otros 20 euros de enganche. Espero que las autoridades tomen cartas en el asunto". Las quejas y protestas tienen nivel nacional y ayer el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, reiteró que se ha abierto un expediente informativo a las compañías eléctricas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios