La Comisión del Agua aprueba el 'plan de sequía' para la cuenca del Guadalete

  • Dispone las medidas para reducir el impacto en la población en situaciones de escasez

La Comisión del Agua de la Cuenca Atlántica, responsable de la gestión de los recursos hídricos en las cuencas del Guadalete y el Barbate, en la provincia, y de los ríos Odiel, Tino y Piedras (Huelva), aprobó el miércoles a última hora de la tarde el plan especial de actuación en situación de alerta y eventual sequía (PES), documento en el que se prevén las medidas para garantizar el abastecimiento de agua a la población en momentos de escasez.

El plan de sequía, que aún deberá pasar el filtro del Consejo Andaluz del Agua y la Consejería de Medio Ambiente para su aprobación definitiva en el plazo aproximado de mes y medio, permite idenficar distintas fases de riesgo para el abastecimiento en función de las reservas disponibles en los pantanos de la Cuenca Atlántica y los datos de otros indicadores como las aguas subterráneas y los acuíferos, niveles que van desde la situación de normalidad, en la que actualmente se encuentra la cuenca del Guadalete pese una ocupación de los pantanos de apenas un tercio de su capacidad, hasta la de emergencia, pasando por la prealerta y la alerta.

En otras palabras, el plan viene a ser una "hoja de ruta" en la que se contemplan distintos escenarios por la gravedad de la situación hidrológica, así como las medidas de contención del gasto de agua y gestión de infraestructuras y recursos, por las que, según explicó ayer el director general de la Cuenca Atlántica, Juan Carlos Camas, permite adoptar algunas restricciones desde que se entra en el nivel de alerta.

El propio Camas recordó, no obstante, que con los niveles actuales está garantizado el abastecimiento sin problemas para el presente año, mientras que en el pero de los escenarios, el de ausencia total de precipitaciones, únicamente habría que considerar alguna restricción en la dotación de regadío, no así a la población.

A juicio de Camas, el documento aprobado el miércoles, y de cuya coordinación se encargará una comisión de sequía en la que estarán representados la Administración pública y los agentes sociales, constituye "una herramienta fundamental para afrontar periodos de sequía" y "va a ser muy útil también a corto plazo" ya que la cuenca está gestionando "un periodo seco de larga duración".

La Comisión del Agua de la Cuenca Atlántica también abordó en su reunión del miércoles el inicio del proceso de planificación hidrológica recogido en la Directiva Marco de Aguas y que debe culminar con la aprobación del nuevo plan hidrológico de esta demarcación hidrográfica.

La Comisión del Agua de la Cuenca Atlántica Andaluza se constituyó en octubre de 2007 y está integrada por 41 vocales, entre los que se encuentran representantes de regantes, ayuntamientos, usos industriales, colectivos ecologistas, consumidores, asociaciones empresariales, expertos universitarios y organizaciones sindicales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios