Concentración o bicefalia

  • El PSOE celebra esta tarde el congreso donde deberá elegir como nueva secretaria a Mamen Sánchez o Isabel Armario

Mamen Sánchez e Isabel Armario, saludándose en un acto el pasado sábado. Mamen Sánchez e Isabel Armario, saludándose en un acto el pasado sábado.

Mamen Sánchez e Isabel Armario, saludándose en un acto el pasado sábado. / pascual

La política local mira hoy al hotel Guadalete donde a las seis de esta tarde está previsto que se inicie el sexto congreso local del PSOE para elegir a la nueva secretaría local en sustitución de Miriam Alconchel. La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la diputada provincial Isabel Armario compiten por controlar el partido durante los cuatro próximos años.

Las diferencias entre ambas candidaturas no solo no se han rebajado sino todo lo contrario porque, ni siquiera, ayer se pusieron de acuerdo para consensuar algunos detalles del congreso de esta tarde. De este modo, hasta esta tarde no se sabrán aspectos como los miembros que conforman la mesa del congreso -este órgano tiene su importancia porque es el que controla el desarrollo del cónclave- o el tiempo que tendrán los militantes para ejercer su derecho al voto -los estatutos del partido fijan dos horas como mínimo-. Eso sí, la elección de la nueva secretaria se hará mediante voto secreto.

Como era de esperar, en la tarde de ayer se presentaron las dos listas con las propuestas de miembros de la nueva ejecutiva local, aunque no han trascendido nombres salvo el de la secretaría general. No obstante, hubo contactos durante toda la jornada de ayer entre ambos grupos y la ejecutiva local no ya para buscar una lista de consenso -los intentos se frustraron hace semanas ya que ninguna de las dos partes está dispuesta a ceder el puesto de máxima responsabilidad del partido- sino para concretar detalles del congreso.

Esta tarde, los militantes deberán elegir entre dos sistemas de reparto de poder. Mamen Sánchez es la imagen de la concentración orgánica e institucional. Mientras, Isabel Armario ha insistido en las bondades de la bicefalia para descargar de responsabilidad al ejecutivo. Ahora bien, esta doble candidatura es la punta del iceberg de una batalla soterrada que tiene el PSOE desde que Mamen Sánchez fue elegida candidata a la Alcaldía tras la renuncia previa de Miriam Alconchel. No en vano, los reproches y críticas off the record entre ambos grupos de apoyo son constantes desde hace tiempo.

En el congreso de esta tarde, la secretaria saliente hará su informe de gestión de los cinco años que ha estado al frente del partido, un documento que será votado por la militancia. Este momento será el primer termómetro del cónclave socialista puesto que el grupo de apoyo de Armario apoyará el trabajo de Alconchel. A su término, se iniciará el procedimiento de elección de la nueva ejecutiva donde ambas candidaturas se presentarán. Luego, se dará un margen de tiempo para que la militancia vote por lo que se prevé que el resultado no se conozca hasta altas horas de la noche.

Desde ambas candidaturas se llevan haciendo números desde hace semanas y las dos llegan confiadas de su victoria al cónclave de esta tarde. Las fuentes consultadas coinciden en señalar que se prevé una alta la participación ya que se está tratando de movilizar al mayor número posible de militantes. Ahora bien, la asistencia ha oscilado notablemente en las últimas convocatorias internas socialistas. En el congreso donde salió elegida Miriam Alconchel en 2012 votó un 48,5% del censo. Mientras, en la elección de Mamen Sánchez como candidata a la Alcaldía en 2014 acudieron a la sede el 85%. Y la última convocatoria correspondió a las primarias para elegir al nuevo secretario general federal entre Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López, una cita en la que participó el 65% de los socialistas jerezanos.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que el censo está conformado por 415 militantes, la ganadora hoy necesitará de unos 177 votos si acude a votar el 85%; y solo necesitará 136 si no va más del 65%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios