El Consejo de Gobierno de la Junta dice "no" a la segregación de La Barca

  • Motivos relacionados con la escasa viabilidad del nuevo municipio, el bajo nivel de servicios de la pedanía y su escasa relación con los asentamientos que deseaba anexionarse justifican la negativa

La Junta de Andalucía desveló ayer lo que ya se entendía como un secreto a voces: La Barca de la Florida seguirá siendo una pedanía jerezana, algo que se podía entender como meridianamente claro desde hace años, después de que el ex consejero de Gobernación de la Junta Alfonso Perales mostrara, hace años, sus reticencias a este respecto destacando que "en la Junta apostamos mucho más por unir municipios y mancomunarlos que por segregarlos".

Ayer, el Consejo de Gobierno de la Junta desestimó la petición de crear un nuevo municipio en la provincia. Dicho municipio estaría formado por la actual 'eatim' (entidad de ámbito inferior al municipio) de La Barca de la Florida y los núcleos rurales de José Antonio, La Guareña y El Chaparrito. Dicha pedanías y los tres enclaves rurales seguirán formando parte de Jerez por diversas razones si bien, entre todas ellas, destacan los motivos económicos. La Junta de Andalucía entiende que si se constituyera ese nuevo municipio éste no tendría garantizada su viabilidad económica, lo que provocaría serios problemas a los ciudadanos que allí viven.

Además, el Gobierno andaluz considera que esta iniciativa de segregación que se propuso hace cinco años tras la celebración de un referéndum en el que el pueblo apoyó masivamente la referida iniciativa, "incumple los requisitos de la Ley de Demarcación Municipal de Andalucía en tres aspectos: el nivel de servicios (la pedanía no es autosuficiente a ese respecto), la ya referida viabilidad económica y la falta de relación entre los cuatro núcleos (La Barca y las tres barriadas y asentamientos rurales que pretendía anexionarse).

A juicio del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, la referida propuesta de segregación propuesta no acredita suficientemente que se puedan atender las necesidades demográficas, urbanísticas, sociales, financieras y de instalación de servicios con mayor nivel de calidad que las que en la actualidad dispensa Jerez, que es y seguirá siendo el municipio matriz.

Si algo llama la atención de este proceso de segregación es que la única fase en la que se consiguió un apoyo abrumador fue, precisamente, en el referido referéndum de ámbito municipal. Todos los pasos que se fueron dando desde entonces no tuvieron respaldo.

El encargado de dar a conocer dicha resolución fue el portavoz del Gobierno andaluz, Enrique Cervera, quien añadió que entre las negativas cosechadas por el referido proceso de segregación se encontraban incluso los informes realizados a tal respecto por los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía.

Por su parte, Roque Valenzuela se mostró confiado en que la justicia "nos dé la razón", sobre todo porque la argumentación que la Junta ha ofrecido para rechazar la segregación es, a su juicio, "un rollo patatero". En este sentido, considera que los últimos núcleos rurales que se han segregado, San José del Valle y Benalup, han dado "un giro de 360 grados tras estar años a la sombra de Jerez y Medina Sidonia".

5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios