Contratos a tiempo parcial y punto

  • Las altas con jornada limitada, sinónimo de precariedad, dominan el mercado laboral jerezano con el 53% del total

  • La contratación se dispara por encima del 12% el último año

Un comercio de perfumes con numerosa clientela en estos días por el efecto llamada de las rebajas. Un comercio de perfumes con numerosa clientela en estos días por el efecto llamada de las rebajas.

Un comercio de perfumes con numerosa clientela en estos días por el efecto llamada de las rebajas. / miguel ángel gonzález

Comentarios 1

Todos los índices del último año refrendan la recuperación del mercado laboral jerezano, pero el empleo que se crea es de baja calidad. La contratación tuvo un año muy movido, el más movido desde 2007, con un total de 121.353 altas laborales y 13.282 más que en el conjunto del ejercicio anterior.

El incremento de los contratos se disparó hasta el 12,3%, muy por encima de la subida del 4,75% en la afiliación -2017 cerró con 58.622 cotizantes y 2.666 que el año anterior-, mientras que el paro registrado bajó un 8,15% -a último día de diciembre había inscritos en las oficinas de empleo 28.659 desempleados y 2.544 menos que un año antes-.

Ahora bien, detrás de la frenética escalada de la contratación se oculta un sensible aumento de la precariedad, que se extiende peligrosamente entre los trabajadores que se incorporan al mercado laboral, no ya por la escasa duración de los contratos, sino por la limitación de la jornada que llevan aparejada.

La contratación a tiempo parcial arrasa en el mercado laboral y salpica ya a la mayoría de las altas registradas en Jerez, en concreto al 53% frente al 49% que se alcanzó un año antes, según refleja el Servicio Andaluz de Empleo en el resumen estadístico del último trimestre de 2017. En el caso de la provincia, los contratos que estipulan la prestación del servicio por un número de horas inferior a la jornada completa crecieron siete puntos el último año, desde el 36 al 43%, mientras que en Andalucía, el problema afecta a poco más del 23% de los trabajadores contratados tras un repunte anual del 3%.

En los albores de la crisis, allá por el año 2008, uno de cada tres contratos (32%) era a tiempo parcial, por lo que en la última década, la 'parcialidad' de las contrataciones en el municipio se ha disparado un 65% y lleva camino de duplicarse, mientras que en la provincia y en la comunidad andaluza, en el mismo periodo el incremento se modera al 44 y el 35%, respectivamente.

La limitación de jornada afecta tanto a los contratos indefinidos como a los temporales, pero llama la atención la especial incidencia de esta modalidad contractural entre las mujeres, que aglutinan el 54% de las altas a tiempo parcial y se mantienen como las principales afectadas por la precariedad laboral. Paradójicamente, la diferencia entre sexos en esta parcela se ha reducido ostensiblemente en el último año, ya que en diciembre de 2016, siete de cada diez contratos con limitación de jornada (68,60%) llevaban la firma de una mujer.

Por lo demás, la contratación en Jerez sigue teniendo un marcado signo masculino, ya que los hombres se benefician de casi el 57% de las altas totales y del 58% de las temporales. Y estas últimas inundan el mercado laboral jerezano, pues representan el 96% de todos los contratos registrados en 2017 con un volumen de 116.628 altas frente a las 4.725 contrataciones del tipo indefinido -tanto las iniciales como las conversiones-.

En números redondos, los contratos con fecha de caducidad crecieron en más de doce mil en el último año (+11,55%), mientras que los fijos aumentaron en 1.200 (+34%). La contratación de mujeres creció un 14% en el conjunto de los últimos doce meses, tres puntos por encima del incremento de las altas masculinas, pero entre uno y otro sexo se mantiene una brecha brutal, ya que entre los 48.740 contratos de las primeras y los 72.613 de los segundos hay un mundo.

En cuanto al reparto por actividad, la inmensa mayoría de los contratos del último año -cerca de tres de cada cuatro- se inscriben en el sector servicios, que cierra 2017 con 86.234 contrataciones y 10.544 más que en el año anterior, lo que supone un incremento de casi el 14%.

La construcción mantiene su tendencia al alza con un aumento del 14,25% y 1.115 contratos más, que elevan su global por encima de las 8.900 altas. La agricultura también gana cerca de 1.100 contrataciones en el último año (+6,32%) y suma 18.379 en el conjunto de 2017, mientras que la industria roza los ocho mil contratos en con un repunte próximo al 11% y 784 altas laborales más que las registradas el ejercicio anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios