Ecologistas reclaman que el PGOU limite la previsión a 9.000 viviendas

  • La organización conservacionista ya prepara sus alegaciones a un Plan "incoherente" y asegura que con los pisos planificados en el Jerez actual basta para satisfacer las expectativas de crecimiento demográfico

La organización Ecologistas en Acción está preparando una batería "potente" de alegaciones y sugerencias a un Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) que entienden, al igual que ocurría con el que diseñó Pacheco, "se ha hecho de espaldas a la ciudadanía y está plagado de contradicciones e incoherencias". A juicio de los conservacionistas, "no se puede hablar de sostenibilidad ambiental y, al tiempo, planificar crecimientos territoriales desaforados e innecesarios; y hablar de fomentar el transporte público y dar preferencia al peatón, y, a la par, crear grandes viarios y aglomeraciones comerciales e industriales en la periferia". Lógicamente, de estas cuestiones emanarán las alegaciones más importantes que van a presentar en breve y a las que ha tenido acceso este Diario.

Al hilo de este asunto, la cuestión capital que desde la organización han puesto sobre la mesa esta misma semana al resto de asociaciones y entidades que integran la plataforma 'Jerez no se vende', creada como reacción al Plan que pergeñó Pacheco, es reclamar, vía periodo de alegaciones, un recorte en la planificación de viviendas que haga que el número de residencias baje de las 22.000 que contempla la aprobación inicial a "unas 9.000, que es justo lo que se planifica en el núcleo principal consolidado y las que realmente harán falta hasta 2018 -horizonte de ejecución del nuevo Plan-", explica el presidente provincial de la organización, Antonio Figueroa.

"Ajustando la necesidad de viviendas a la proyección de población del anterior documento de revisión del Plan -22.000 nuevos habitantes y no los 50.000 que se plantean ahora- y asumiendo que el tamaño medio en 2018 sea de 2,7 personas por hogar, la demanda demográfica ronda las 9.000 nuevas viviendas", recalcan en el borrador de las alegaciones. Al tiempo, abogan por revalorizar las construcciones ya existentes en Jerez, bien por la vía de la rehabilitación o por la de la salida al mercado de las más de 13.000 viviendas vacías que se contabilizan. En este sentido, lamentan que en un PGOU que tildan de "sostenible no se consideren estos pisos desocupados, máxime cuando se van conociendo los costes ambientales de la construcción de nuevas viviendas".

A todo esto, Ecologistas en Acción es tajante al aseverar que "el anterior documento de aprobación inicial planteaba una gran incoherencia que a la postre le llevó a ser paralizado: la relación entre oferta de viviendas y población en el horizonte del Plan era totalmente dispar, pues se planteaban muchas más viviendas de las necesarias y ni siquiera había argumentos para defenderlo. Es más, se hacía una proyección de población bastante fiable -22.000 habitantes, como se ha dicho- que echaba por tierra las propias previsiones". "Ahora -subrayan-, para corregir el fallo se recurre a otro estudio de población que infla las perspectivas de crecimiento poblacional para adecuarlas a unas supuestas necesidades de vivienda, pero con una proyección débil, arbitraria y sin argumentos con consistencia técnica, pero que casualmente casa con la limitación del 30% al crecimiento que impone el POTA".

Sea como fuere, diversas fuentes ya han comentado que lo que actualmente se está exponiendo en San Agustín "está lejos de parecerse al planeamiento que realmente entrará en vigor en un futuro indeterminado". Al PGOU, visto lo visto, aún le quedan unas cuantas vueltas de tuerca más, casi cuatro años después de que empezara a debatirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios