Éxito de participación en el VI Tiro a Vuelo pro-Haití

  • Los organizadores han visto cumplidas sus expectativas y han recaudado 18.000 euros para la construcción de escuelas y casas en Gros Sable y Jean-Rabel

El Casino Jerezano organizó el pasado viernes día 28 de diciembre en el Campo de Tiro del Circuito de la Sociedad de Caza y Pesca de Jerez, el VI Tiro a Vuelo benéfico pro-Haití 2007 para la misión que Jesús-María tiene en Haití.

El desarrollo de la jornada fue todo un éxito, al sumarse numeroso público a esta iniciativa. El buen tiempo y la solidaridad de los jerezanos acompañaron a los organizadores que han visto cumplidas sus expectativas y podrán llevar a cabo el proyecto de este año, la construcción de una escuela en Gros Sable y tres casas en Jean-Rabel, valorado en 18.000 euros.

El número de inscripciones de tiradores alcanzó las 150, consolidándose una vez más este acontecimiento que es habitual cada año.

El ganador absoluto de la competición fue Jacobo Martínez Benjumea, que recibió el premio de la mano de la madre Nazareth Ybarra y del presidente del Casino, Braulio González Chaves.

En esta ocasión se contó con la presencia de la madre Nazareth Ybarra, religiosa responsable de las misiones de Jesús-María en Haití y encargada de la materialización de estos proyectos. Públicamente agradeció la participación de todos los asistentes, de los voluntarios, de las empresas colaboradoras y de los organizadores, que llevan seis años ayudando a que poco a poco en la zona norte de Haiti, puedan vivir de forma más digna.

Los beneficios recaudados este año irán destinados a la construcción de una escuela de primaria en Gros Sable, suministrar el mobiliario y los materiales, formar al profesorado y becar a los niños, además de la construcción de tres casas en Jean-Rabel.

Gros Sable y Jean-Rabel están situadas al norte de Haití, en una de las zonas afectadas por el último ciclón y de las más pobres del país. En Gros Sable carecen de escuela primaria y es una oportunidad para intentar que todos los pequeños que desde los 3 años empiezan a ayudar a los padres llevando agua o incluso picando piedras, puedan mejorar su futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios