La Junta autoriza eliminar los refugios de los murciélagos por "riesgos para la salud"

  • El jerezano del piso afectado lamenta tener que encargarse él de ahuyentar a los animales

Técnicos de la Junta de Andalucía hicieron entrega ayer a Diego Fuentes de la autorización pertinente para eliminar los refugios de murciélagos que hay en una de las ventanas de su domicilio. Este jerezano hizo pública su historia el lunes a través de este periódico tras llevar más de mes y medio soportando una colonia de 150 de estos mamíferos voladores. Desde la Administración detallaron que han autorizado la actuación por "riesgos potenciales para la salud y seguridad de las personas". Sin embargo, lamentó que, a pesar de tratarse de un problema "tan grave," sea él mismo el que tenga que encargarse de ahuyentar a estos quirópteros.

De hecho, el permiso de la Junta detalla el modo concreto en el que debe actuar: "El método autorizado para el ahuyentamiento de los murciélagos es el de exclusión nocturna permitiendo la salida de los individuos e impidiendo su reingreso por cubrimiento de los huecos, prohibiéndose expresamente los métodos que impliquen la captura y manipulación de los murciélagos". Se especifica también que el permiso tiene vigencia de un año y que "a fin de evitar la muerte de los ejemplares dentro de la cavidad, la instalación de los sistemas de exclusión deberá efectuarse fuera del período de hibernación y del periodo de permanencia en el refugio de los ejemplares reproductores o jóvenes no capacitados para el vuelo, es decir, entre el 15 de marzo y el 30 de abril y desde el 1 de agosto al 15 de octubre".

Diego Fuentes ya explicó que debido a esta colonia de murciélagos su mujer y él se vieron obligados a desalojar el cuarto de matrimonio y "estamos junto con los niños haciendo vida y durmiendo en salón". Incluso, recientemente sufrió una crisis de ansiedad debido a esta situación. Con dos hijos menores de edad, este afectado criticó ayer la poca implicación de la Administración en un asunto de tal calado. Mientras tanto mostró su satisfacción al comprobar que profesionales de distintos ámbitos han contactado con él a fin de ayudar a su familia. De hecho, Fuentes destacó la visita del biólogo del Zoológico Íñigo Sánchez que "aun estando de vacaciones ha venido a casa a asesorarnos".

Tras gastarse anteriormente más de 200 euros en métodos disuasorios sin éxito, este afectado comenzó anoche a hacer guardia para intentar, bajo las premisas de la Junta, eliminar a los murciélagos de su vivienda. Su caso ha tenido tal repercusión que desde la empresa Plagacon en Jerez decidieron ayer brindarle ayuda de manera desinteresada para supervisar los trabajos de ahuyentamiento, ya que se trata de una tarea complicada. "Que te lo haga una empresa privada puede rondar los mil euros", aseguró el afectado, recordando además que ya ha perdido numerosas horas de trabajo por esta situación. Igualmente advirtió que al ahuyentar a estos murciélagos de su piso podría desplazar el problema a otra vivienda. Por ello lamentó que la Junta no intervenga y se priorice que se trate de un animal protegido. No obstante, desde la Administración andaluza aseguraron que son muchas las solicitudes que llegan a la Junta pero "debe ser el afectado siempre el que actúe".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios