Luchando contra el 'sambenito'

  • Miembros de la Asociación Pedro Palma y vecinos de la zona del Polígono ensalzan los valores del barrio, "muy privilegiado", y se muestran optimistas ante la rehabilitación de las viviendas y la mejora del entorno

Comentarios 2

El barrio de San Benito tiene una cruz, 'un sambenito', valga la redundancia, que los vecinos creen otorgado injustamente, "por culpa de una minoría". En la Asociación Pedro Palma están "hartos" de que se siga fomentando "desde los medios de comunicación" la mala fama de esta barriada. "Las cosas que ocurren aquí suceden en cualquier otra zona de la ciudad, lo que pasa que las de aquí se cuentan por triplicado".

Ramón (nombre ficticio), que lleva viviendo en la zona más de 40 años, recuerda cuando había guardas y jardineros en la barriada. "Han ido desapareciendo. Ahí tenemos una plaza que se gastaron un dinero en ella, y ahora la van a remodelar otra vez. Quitaron los jardines y pusieron cemento", dice este jerezano.

Los vecinos reconocen los problemas de San Benito: falta de vigilancia, inseguridad vial, droga y un entorno estético descuidado, pero aseguran que en este barrio, "la gran mayoría de las personas que viven son buena gente, trabajadores y estamos en una zona privilegiada: tenemos el hospital, los juzgados, Hacienda, centros comerciales, viviendas de Urbis en la acera de enfrente... En fin. Queremos acabar con esta mala fama", apunta la vocal de la asociación, M. S. "Tenemos que mentalizarnos de que éste es nuestro barrio y tenemos que cuidarlo los que vivimos aquí, pero para ello necesitamos una motivación, es decir, que nos pongan más jardines, por ejemplo", añade.

"Hasta la fecha actual la experiencia de años anteriores ha sido nefasta. El barrio se ha ido deteriorando con los años, y desde el Ayuntamiento no se evitó esto. Ahora, las cosas han cambiado y desde la asociación vamos a seguir luchando por San Benito", cuenta Francisca Pazo, una de las vocales de la asociación. "Queremos que el barrio brille, pero en todos los sentidos. Y pedimos, por favor, pedimos por favor, que San Benito se deje de nombrar sólo para lo negativo. Aquí también pagamos los impuestos, como en la calle Larga, y aquí suceden las mismas cosas que en otros barrios. Lo único que queremos es lo mejor para el barrio porque en el barrio vivimos nosotros", comenta. "Mira -añade- para que esto no vaya a más necesitamos la ayuda de todos, también de los medios, para que no se siga dando esta mala fama".

Los vecinos se alegran de que llegue la Comandancia de la zona Norte, "porque vamos a tener un punto de referencia, de seguridad, como en cualquier sitio". También están satisfechos, a medias, con las rehabilitación que está haciendo la Junta en las viviendas de la zona, aunque se quejan de que en las casitas, la intervención ha sido arbitraria, "a unos les han arreglado más que a otros. Se han hecho muchas chapuzas que ahora parece que se están corrigiendo. La verdad es que han hecho un poco lo que han querido", dice el vecino Manuel Báez.

Las principales demandas de la Asociación Pedro Palma son la falta de ascensores en los edificios, y es que muchas de las personas que viven en esta barriada son mayores y quedan atrapadas en sus hogares. Piden educadores medioambientales y de calle para la juventud que está sin empleo y estudios, "una de las cosas que genera mayor declive en un barrio". apunta M. S. Los vecinos al unísono ensalzan los valores de San Benito, como los proyectos que hay a la vista como un espacio habilitado en la alameda del barrio en la que trabajará, entre otras iniciativas, un educador deportivo, también se inaugurará en breve un polideportivo, y otras actividades todavía no definidas. "Esperamos que todo lo que venga sea positivo para el barrio. Que el barrio no cambie sólo en infraestructuras, sino en el ambiente. Para ello hace falta educación y años de trabajo. San Benito tiene futuro, pero hay que luchar por él", subraya Francisca.

Salvador Zacarías tiene 30 años y vive desde hace seis en San Benito, "porque era la zona más barata". No le ve muchas ventajas al barrio, pero asegura que en su bloque, en plena rehabilitación, sólo hay "gente trabajadora normal". "El barrio, con estos arreglos, va a tener otra vista, por lo menos esta zona", cuenta Salvador, que añade que lo que menos le gusta es la falta de seguridad. Y lo que más, su casa: "hay pocas cosas aquí que me puedan gustar. Creo que San Benito tiene futuro, está en muy buen sitio y si quitan los puntos de venta de drogas , todo irá bastante mejor".

Según el director del distrito de la zona Norte, Jesús Bellido, hay una actuación prevista en la zona de parterre y acerado, oficinas de unidades de barrio, más aparcamientos, un parque infantil, más arboleda.., "para complementar la intervención de la Junta a lo largo de este año. Aquí lo que hace falta especialmente son más elementos sociales, de formación y de empleo. Para ello estamos con el Plan Integral de la zona Norte. Tenemos que implicarnos todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios