El PP pide un PGOU "más solidario" y corregir su "grave déficit social"

  • Presenta una docena de alegaciones para responder a las necesidades de los colectivos más desfavorecidos y que generarían no menos de 1.500 empleos

El PP dio a conocer ayer la batería de alegaciones sociales presentadas al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con las que pretende solventar las carencias que los populares observan en el nuevo planteamiento urbanístico de la ciudad, "un plan sin corazón, que sólo se preocupa del ladrillo y que se olvida de las personas", aseguró ayer en rueda de prensa la portavoz del PP, María José García Pelayo.

"El nuevo plan necesita muchos retoques" porque "no corrige los principales problemas de Jerez, que son los vinculados a la creación de empleo, la dotación de suelo industrial y el déficit social", señaló Pelayo, quien explicó que aunque "podrían ser muchas más", las alegaciones presentadas se reducen a una docena de propuestas "fácilmente ejecutables".

"Queremos un plan mucho más ambicioso en lo que se refiere a la creación de empleo y, sobre todo, un plan mucho más solidario", explicó Pelayo, quien cifró en "no menos de 1.500 puestos de trabajo" la repercusión que tendría la incorporación al PGOU de los proyectos sociales defendidos por el PP, entre los que citó la creación de una nueva residencia pública y un centro de estancias diurnas para mayores, una unidad específica, también para mayores que padecen graves problemas de conducta, viviendas sociales para, de un lado, dar respuesta a la falta de plazas en residencias y, de otro, ofrecer una alternativa a los atrapados sociales, la construcción de sendos centros de servicios sociales en Madre de Dios y Ronda Este, la apertura en Jerez de un centro de valoración y orientación de discapacidades y otro de rehabilitación para tetrapléjicos, que sería pionero en Andalucía.

El conjunto de alegaciones sociales del PP se justifican tanto en la necesidad de adaptar las infraestructuras y servicios de la ciudad a la Ley de Dependencia aprobada en 2006, y que debía haberse aplicado el año pasado para las personas valoradas como grandes dependientes, como en el grave déficit de plazas para mayores que arrastra la ciudad. En este sentido, prosiguió la portavoz del grupo popular, en Jerez existen 30.000 personas mayores de 65 años, de los que seis mil están en situación de dependencia, mientras que entre los menores de esta edad, se calcula que otras 1.500 (4,8% de la población) están igualmente afectadas. Algo más precisos son los datos sobre las plazas disponibles para mayores, 800 en residencias frente a las 1.521 que recomienda el Inserso y 120 en centros de estancia diurna en lugar de las 500 necesarias.

Tras exigir que la Junta se ponga las pilar para solventar las graves carencias sociales de la ciudad, Pelayo anunció el compromiso de su partido para, en caso de ganar las elecciones autonómicas el 9 de marzo, mejorar la Ley de Dependencia para evitar que personas que reciben algún tipo de prestación tengan que renunciar a otras prestaciones que se consideran incompatibles y agilizar los trámites para facilitar el cobro de las ayudas y que se reciban las prestaciones cuanto antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios