Parte del entorno de la plaza de las Angustias será peatonal

  • Durante la inauguración, la alcaldesa anuncia que el proyecto se incluirá en el Plan Menta a partir de marzo y adelanta que la zona contará con "vigilancia constante"

La alcaldesa, Pilar Sánchez, acompañada de una gran comitiva municipal con varios concejales, inauguró ayer las obras de reurbanización de la plaza de las Angustias ante la presencia de vecinos y representantes de asociaciones comerciales del centro de la ciudad. Visiblemente satisfecha por los resultados, la regidora socialista destacó que el objetivo de este proyecto era "modernizar y arreglar todo el deterioro que sufría la plaza, respetando íntegramente el encanto y la historia de un espacio de la que todos jerezanos nos sentimos realmente orgullosos". Una mejora que ha supuesto una inversión de 210.000 euros para remodelar los más de tres mil metros cuadrados de esta plaza, en la que las actuaciones principales han comprendido la eliminación de barreras arquitectónicas, la renovación de la canalización, del saneamiento y del alumbrado. "Las obras de accesibilidad venían siendo muy demandadas por los ciudadanos que transitan a diario por aquí, con lo cual hemos cumplido con nuestro objetivo de construir una ciudad más moderna, accesible y cohesionada". También, según explicó Sánchez "la nueva red de riego instalada procede de agua de pozo ubicado en la misma plaza, se ha restaurado la fuente artística y se han respetado las pérgolas porque en ellas está la mano del arquitecto Fernando de la Cuadra". Como es lógico, el mobiliario y la solería se han cambiado y se ha procedido a la replantación forestal, entre otras actuaciones. "Se trata de un proyecto que además ha tenido 12 puestos de trabajo y que se ha ejecutado con recursos propios de las delegaciones municipales de Infraestructura, Medio Ambiente y Urbanismo. "Son los mismos obreros que estuvieron en la calle Larga y el ahorro ha sido importante por ser una obra hecha por nosotros, de unos 200.000 euros aproximadamente", aseguró la alcaldesa.

Precisamente en el transcurso del acto de inauguración, Pilar Sánchez anunció que la mejora de este espacio no termina con esta obra sino que "había un compromiso con los comerciantes de peatonalizar la 'L' por los problemas que presenta de tráfico y porque tiene salida por el otro lado". En concreto, esto cerraría el paso a los vehículos desde la intersección entre la calle Diego Fernández Herrera con Santísima Trinidad y hasta la parte delantera del centro de mayores ubicado en Las Angustias (el área entre Corredera y el frontal de la calle Higueras). "En la prolongación del Plan Menta, que tendrá su segunda parte en marzo, la peatonalización se incluirá", adelantó la regidora, explicando que esta parte del entorno de la plaza llevará granito como se ha hecho en la remodelación del barrio San Miguel.

Respecto a las críticas vecinales por la presencia habitual de gente bebiendo a diario en este espacio, antes de que se acotase por la obra, Pilar Sánchez, aseguró ayer que ya lo ha hablado con los afectados y les ha confirmado que "van a tener una presencia de seguridad constante en la plaza. Vamos a intentar hacer un uso para una convivencia sana y asequible para todo el mundo, y va a haber una sistema de seguridad de vigilancia para evitar esos problemas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios