Jerez

Pensaban que un piso de ladrones era un burdel

  • Vecinos de San Telmo no sospechaban de la actividad de un clan detenido

Comentarios 4

La Guardia Civil logró desmantelar el pasado mes de julio con la operación 'Anibal' una banda rumana que pudo cometer hasta cien robos en supermercados y otros negocios de la zona a lo largo de seis meses. Uno de sus pisos francos estaba ubicado en un bloque de San Telmo Viejo, como ya reveló este medio. Sin embargo, vecinos de la zona han señalado a este medio que "no sospechábamos que podrían ser unos ladrones. Una casa de citas o un burdel sí: las chicas, muy guapas (así lo dic e una joven), iban muy bien vestidas, con taconazos, entraban y salían... Te daba de pensar su llamativo aspecto, pero no que fueran ladrones".

El instituto armado confirmó en su día que otra de las 'líneas de trabajo' de la organización delictiva era la prostitución y cómo colaba productos de cosmética fina, ora sustraída en los supermercados ora falsificada en su país de origen, en locales de alterne.Probablemente el desconocimiento que tenían los vecinos jerezanos sobre los otros sujetos es el dato, revelado por el instituto armado, que estas organizaciones son sumamente "cerradas" y sensibles a cualquier tipo de intrusión.

Desde el punto de vista policial, la Guardia Civil ha confirmado esta semana que no se ha vuelto a realizar más investigaciones e imputaciones de otras personas por la operación 'Aníbal'. El clan tenía pensado en mudarse al Levante español para evitar ser localizados por esta fuerza de seguridad, que señala que los rumanos cometieron hasta cuatro butrones en Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios