Quejas por la construcción de un bloque de pisos junto a San Miguel

  • El cura del templo e historiadores "dudan" de la legalidad de las obras

Comentarios 33

El párroco de San Miguel, Ángel Romero Castellano, ha mostrado sus quejas por las obras que se están realizando para la construcción de un bloque de pisos junto al templo, y que el cura califica de "dudosa legalidad, ya que inesperadamente, y es raro para la época en la que estamos, han surgido en el muro contiguo una cantidad de humedades muy grande, desde hace un par de meses". Romero las achaca "únicamente a la obra". "Más que este problema -añade-, es la clase de construcción que se está haciendo. ¿Cómo puede consentir la delegación de Cultura que a un monumento como San Miguel se le plante este edificio que está tapando todo el sagrario. La verdad es que es algo impensable".

Romero reconoce que no ha puesto ninguna denuncia porque espera "que sea el Ayuntamiento quien se manifieste en este asunto y diga si esto es denunciable o no. Si es legal o no. Pero me extraña que se haya autorizado una obra como ésta".

El párroco asegura que "se ha estado vertiendo el agua de las obras sobre un techo del salón parroquial, que está casi desprendido, algo que ha terminado por provocar humedades. Y por esta causa he tenido que retirar una exposición que estaba montando con cálices y que se iban a estropear porque las vitrinas estaban apulgaradas". Romero dice que el personal de Urbanismo ha visitado la iglesia "ya que yo los llamé para que vieran las humedades y me dijeran de dónde provenían".

Desde Urbanismo aseguran que la obra cuenta "con licencia, y cualquier problema que surja debe solucionarse entre los particulares".

El cura de San Miguel no ha sido el único que ha 'denunciado' estas obras. El blog www.jerezpatrimoniodestruido.blogspot. com, dirigido por los historiadores José Manuel Moreno Arana y Esperanza de los Ríos, califica esta obra de "ladrillazo, que incumple la Ley de Patrimonio de Andalucía. Un futuro hogar de lujo, con un ático, parece que a dos aguas, cuya altura sobrepasa la fachada del sagrario de San Miguel, entrando en competencia con ella, pues el pegote se hace visible y evidente". Desde el blog aseguran que esta "contaminación visual, imposible e impensable desde el punto de vista de las Leyes de Patrimonio, parece que sí está consentido por el PGOU, con lo cual la contradicción y la elasticidad de la normativa que rige la edificación en nuestra ciudad es, de nuevo, evidente".

más noticias de JEREZ Ir a la sección Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios