El Rey Gaspar trae cola en el centro

  • Cientos de niños han pasado ya para entregarle sus cartas por la jaima instalada por Diario de Jerez

"¿Qué hay ahí papá?", le preguntaba un niño ayer a su padre al pasar por la alameda de Cristina. La cosa no era para menos, ya que tal ha sido el éxito de la jaima para el rey Gaspar instalada allí por Diario de Jerez, con el patrocinio de Cajasol, que se forman largas colas de pequeños dispuestos a entregarle sus cartas y que, tras hacerlo, salían con semblante sonriente y sin apenas poder dar abasto con todas las cosas que les entregaban: caramelos, globos, coches en miniatura, cuentos para colorear y, sobre todo, un recuerdo de este mágico momento impreso en una primera página de este diario.

Para Katerina, de cinco años, estas serán sus primeras Navidades con Reyes Magos, ya que en el país de donde procede, Rusia, quien le lleva los regalos a los niños es Santa Claus. "Además -nos explica su madre Mariló- ella se creía que sin nieve no podía haber Navidad".

Lo que más le gusta a la pequeña de estas fechas en su nueva tierra son "las luces y los reyes magos". Ella le ha pedido un caballito de Barbie y plastilina para hacer una tortuga pero, como no sabe escribir todavía, lo ha dibujado en su carta".

Muchos adultos esperan sonrientes en la puerta mientras sus hijos hablan con el rey, y otros incluso se animan a hacerse la foto con toda la familia para tenerla de recuerdo. Tal es el caso de los padres de Mario González Garrido, un niño de cuatro años que le ha pedido a Gaspar "un Scalextric y la jungla de Tarzán, y el rey me ha dicho que me lo va a traer, porque me he portado muy bien".

Y como este es un rey para todos los públicos, también pasaron por la jaima para hacerse una foto con él Casandra López, de 24 años, y su madre Teresa Cruz, de 42, ambas de Estados Unidos, y que han venido a España a pasar estas fechas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios