La familia Rivero muestra de nuevo su interés por el palacio Riquelme

  • Los propietarios de Bodegas Tradición esperan una "fórmula legal" del Ayuntamiento que les permita ubicar en este espacio parte de su colección de pintura, que iría unido a Rincón Malillo por una pasarela

Comentarios 33

El abandonado palacio Riquelme ve más clara la luz al final del túnel. Y es que la familia Rivero continúa interesada en ubicar en este espacio parte de su importante colección de pintura española, del siglo XV al XX, entre la que figuran autores de la talla de Goya, Zurbarán o Velázquez, por ejemplo. Una propuesta "muy bien vista" por el Ayuntamiento, aunque con una serie de condicionantes, y es que este palacio es un bien demanial de uso social y cultural, no puede ser vendido pero tampoco embargado, por lo que hay que seguir un proceso de desafectación para que la Administración local pueda disponer de él.

Hay que recordar que el Consistorio y el empresario jerezano Joaquín Rivero, ex presidente de Metrovacesa y actual propietario de Puerto Sherry, mantuvieron ya un encuentro para hablar del futuro de este espacio hace cinco años, doce meses antes de la inauguración de una exposición permanente de parte de la colección Rivero en Bodegas Tradición, en el barrio de San Mateo. En estas conversaciones se barajó la posibilidad de que el Ayuntamiento y la entonces GMU pagaran la restauración del edificio, unos 4 millones de euros, y sacaran a concurso una concesión del palacio por el máximo tiempo posible, es decir, cincuenta años renovables, que es el límite más amplio permitido por la legislación actual, y condicionando su uso para la exposición de pintura. Otra posibilidad era proceder a la desafectación del palacio en el Plan General de Urbanismo (PGOU) y a su consiguiente permuta por otro bien de igual valor. En este segundo supuesto, la familia Rivero se comprometería a la total restauración del edificio según un proyecto realizado por el equipo técnico de Urbanismo, a cargo del arquitecto municipal Juan Ramón Díaz Pinto. Una opción mucho más atractiva que la primera ya que el palacio pasaría a ser propiedad de los Rivero, sin condición de fechas ni contratos con terceras personas o entidades. Según apuntan fuentes municipales, la formula jurídica para explotar un bien demanial por un particular es la concesión administrativa. "La enajenación de un bien demanial sólo es posible si se altera su calificación, es decir si se pasa de demanial a patrimonial. Pero en el caso de bienes que provienen de expropiaciones eso no es posible hacerlo hasta transcurridos 20 años".

Estas dos opciones han vuelto a ser pasadas por el tamiz municipal en un reciente encuentro entre la familia Rivero y varios concejales semanas atrás. La responsable del museo de Bodegas Tradición, Helena Rivero, ha destacado a este Diario el interés de la familia de nuevo por el palacio Riquelme. "La idea es ubicar allí una colección de 150 cuadros, los que más puedan interesar a los ciudadanos. De hecho, ya tenemos en mente un proyecto de rehabilitación de este espacio, que se haría a la vez que las obras previstas en Rincón Malillo. Podría haber incluso una pasarela que uniera ambos palacios. Sería algo muy bonito, la verdad". Rivero recordó que el coste de la restauración sería de unos 4 millones de euros, "así que más que una cesión administrativa por 50 años, que es lo que se planteó con anterioridad, vamos a esperar a que el Ayuntamiento convoque concurso público, que será entorno a 2014, lo mismo que ya hicimos con Rincón Malillo, y presentarnos para asegurar así la propiedad del Palacio. Creemos que el proceso será así ya que hay que esperar varios años desde la expropiación para hacer el concurso público. De otra manera, sería hacer una inversión muy alta para que luego con los cambios de gobiernos la cesión se cancelara". Sin embargo, e este respecto, desde el Ayuntamiento han asegurado que una vez obtenida la concesión por el particular "ya ningún gobierno municipal puede alterar esas condiciones sin indemnizarle previamente".

Por su parte, el delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol, dijo que desde el Ayuntamiento "siempre hemos estado interesados en la oferta de Rivero, y más ahora, ya que con la situación por la que estamos pasado económicamente, nos es imposible asumir la rehabilitación de manera independiente. Sólo podríamos desarrollar un proyecto museístico con otro 'Plan Zapatero', pero por ahora no puede ser. Tendríamos que buscar una fórmula jurídica para que la propiedad pasara a manos de los Rivero por el interés de todos, y de los vecinos, ya que la plaza recuperaría su palacio".

El proyecto de restauración del palacio Riquelme, realizado por el arquitecto municipal Juan Ramón Díaz Pinto, se basa en establecer un complejo con zonas de exposición de las pinturas, bodega de vinos añejos de Jerez y de brandy, biblioteca y talleres. En este complejo el palacio Riquelme se uniría con la bodega Tradición, actual sede del museo, y también con Rincón Malillo para conformar así todo un ente de arte y enología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios