Rutas menores, grandes aventuras

  • Ramón Clavijo publica un libro de viajes con testimonios de autores que recorrieron la provincia en los siglos XIX y XX

  • La obra se presentará el jueves 22 en la Bonald

De Sanlúcar a Gibraltar, R. viaja más allá del territorio en su barquito 'La Gaviota'. No se aventura solo. Le acompañan tres libros inéditos en castellano escritos por la inglesa Grace Illingworth (A month in Andalusia, 1925); Keith Clark (Spell of Spain, 1879) y D. W. Howells (Familiar Spanish travells, 1913). R. podría ser cualquiera de nosotros.

En 1991, Ramón Clavijo publica 'Jerez y los viajeros: ilustrados y románticos (1768-1868)' (Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Jerez) , en el que se hace un recorrido por los testimonios de viajeros, muchos inéditos, sobre la provincia de Cádiz. En 1998 ve la luz 'Viajeros apasionados. Testimonios extranjeros sobre la provincia de Cádiz : 1830-1930' (Diputación de Cádiz), "una obra afortunada que enfocaba el fenómeno viajero desde un punto de vista global sobre la provincia, con viajeros de cierta importancia cuyos libros no habían sido traducidos al castellano y no se tenía conocimiento de esos escritos que habían dejado sobre Cádiz, Jerez. Arcos...", apunta Clavijo, que buscó a esos viajeros y los encontró. Un título que pivotaba especialmente sobre Henry David Inglis y Alexander Slidell Mackenzie, cuyos pasajes están muchos ya hoy traducidos, aunque Clavijo se considera "pionero" en cuanto a investigar el legado testimonial de aquellos autores sobre la península ibérica, especialmente la provincia de Cádiz.

La tercera pata que faltaba de la trilogía es 'La Costa. Huellas de viajeros por el litoral gaditano (siglos XIX-XX)' (Peripecias Libros) ¿Por qué la costa? "Porque ya había tratado la provincia de una manera global en el segundo libro. Y los viajeros no le prestan especial atención a la costa como se hace hoy, que estamos más sensibilizados por la degradación, la superpoblación sobre el litoral, la desaparición del paisaje, el ecologismo... Y es que todos formamos parte del litoral". "Era interesante sin embargo, -añade- recoger esos testimonios que habían dejado, no porque quisieran visitar Conil o Bolonia, sino porque iban de camino a ciudades como Cádiz, Granada, Sevilla, Gibraltar..., y en sus rutas algunos pasaban por el litoral. Desembarcaban en Sanlúcar, iban a El Puerto, Cádiz, de Cádiz alguno llegaba a Gibraltar por mar y otros por la ruta terrestre, por unas carreteras infames. De todo ello dejaron testimonio: de los paisajes, los caminos, la otra orilla (el norte de África), etc.". Además de los tres autores en la mochila, la obra cuenta también con el testimonio de casi medio centenar de viajeros, muchos de ellos poco conocidos o inéditos.

Testimonios que, comparados con la actualidad, el historiador asegura que pueden dar "alguna que otra sorpresa. El litoral no ha cambiado en cuanto a accidentes geográficos, pero sí lo ha hecho en poblaciones, en degradación, un litoral que en muchas de sus descripciones ha variado, como ocurre con los inicios de la construcción de la base naval de Rota, zona que se transforma totalmente". Concluye así la trilogía con una visión de la costa, "por lo sensibilizados que estamos, me parecía interesante para confrontarlo con lo que vemos hoy". "Un libro de viajes", tal como define su autor, "que recoge testimonios viajeros, pero a la vez se inicia aquí un viaje que comienza en Sanlúcar y termina en Gibraltar por nuestro personaje, Ramón (cualquier parecido con el autor es pura coincidencia). Un hombre de hoy que lee los textos de aquellos tres libros que le acompañan, que ve lo que se supone que vieron esos tres autores en sus aventuras. En algunos casos, el paisaje se parece porque se ha preservado por cuestiones climatológicas gracias al levante o a la servidumbre militar".

Un título que se diferencia de los dos anteriores en que estos se dedican más al estudio sobre el fenómeno viajero. El tercero es un libro de viajes en sí. "Es un paso más en el trabajo de investigación que inicié en los 90. Creo que además puede ser una buena lectura para las fechas que entran ahora", apunta el historiador, que recuerda que no todos los viajes tienen que ser largos, ni a territorios exóticos. "Hay una tradición de literatura viajera que son pequeños viajes, lo que se llaman rutas menores", y puso como ejemplo 'Viaje a la Alcarria' de Camilo José Cela.

'La Costa. Huellas de viajeros por el litoral gaditano (siglos XIX-XX)' se detiene en poblaciones como Sanlúcar, El Puerto, Chipiona, Rota, Cádiz, Jerez..., de todo el litoral, y relata curiosidades inéditas de viajeros que las visitaron, de cómo se iban conformando los núcleos urbanos, de las entonces poco populares ruinas de Bolonia, de cuando La Barrosa era la nada, las playas de Conil, Tarifa, Algeciras, Gibraltar. El libro acaba con un apéndice, un capítulo extraído de un libro que nunca fue reeditado publicado en 1897 en Puerto Rico por Ramón Martínez García, 'Una excursión en diez y seis jornadas', un pequeño recorrido por el Norte de África y lo que se veía de la otra orilla hace 120 años, que poco ha cambiado con respecto al litoral gaditano.

'La Costa. Huellas de viajeros por el litoral gaditano (siglos XIX-XX)' de Ramón Clavijo se presentará el próximo 22 de junio, a las 20,30 horas, en la Fundación Caballero Bonald, y será introducido por José López Romero. "No es un libro sólo de investigación, es un libro de viajes -insiste- literatura que tiene muchos seguidores. De hecho, tengo la intención de reedita aquella primera obra de 'Jerez y los viajeros: ilustrados y románticos (1768-1868)'". Pero eso será mochila para otro reportaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios