El Toro se 'planta' en las aulas

A pesar de sus cincuenta años, el toro de Osborne se siente con ganas de seguir dando que hablar. En los últimos meses se han celebrado numerosos actos conmemorativos para recordar aquella primera vez que el astado quedó 'plantado' en la geografía nacional. Por ejemplo, los 50 artistas que han querido rediseñar la silueta a su forma por una buena causa, ya que los diseños se subastarán en una web a beneficio de la asociación Nuevo Futuro.

Ahora son los alumnos de primero de Publicidad y Relaciones Públicas de la UCA del Campus de Jerez los que se han propuesto darle un toque personal a la popular imagen. El profesor de Creatividad Publicitaria y responsable de la idea es Antonio Leal, que califica a esta asignatura como "el corazón de la carrera", ya que es la que más créditos tiene. Leal dice que su metodología de trabajo apunta "a que los alumnos sean capaces de desarrollar trabajos por sí solos. Es decir, fomentar la capacidad de aprendizaje y el desarrollo de habilidades y resolver casos a través de la investigación". En este sentido, lo que Leal pretende es adecuar cada tema de la asignatura a casos reales de actualidad, es decir, acercar el mundo de la universidad a las empresas.

Igual que aquellos famosos, los alumnos de Publicidad han retomado la idea y como una actividad más de la asignatura surgió 'Colorea el toro de Osborne'. Han sido cerca de 70 los trabajos que se han presentado "y la verdad es que muchos de ellos son magníficos. De hecho, Osborne ha premiado los mejores, y quién sabe si en un futuro serán contratados por la empresa", subraya Leal. "Otro de los objetivos -añade- es hacer una exposición con los trabajos, aunque todavía no hemos cerrado sitio ni fecha".

Lo cierto es que los trabajos presentados por los alumnos, la mayoría provenientes de otras carreras, son de lo más creativos. Toros redibujados con sellos de todos los países, rellenos con la propia silueta, vestidos de flamenca, dibujados en la carretera, ataviados como una novia... Para el alumno Manuel Rosán lo difícil "es que te llegue la idea, pero no importa cómo, si se dice algo". Antonio Rodríguez, orgulloso bético, dice que se dejó llevar "por la pasión que puede unir al centenario de este equipo con los 50 años del Toro". Javier Plata se planteó representar al astado "de qué mejor forma que con su propio símbolo. Rojo y negro para llamar la atención". Yolanda Pérez hizo un recorrido por la geografía del país representada en la piel del Toro. Julián Hernández transformó el toro en una Ñ, un símbolo también muy español. María José Rodríguez le puso sombra al Toro, el 50, la que le sigue desde que nació y como prolongación de otro medio siglo más de vida. Jaime de Sola no olvidó al Quijote y al Guernica para rediseñarlo con lo más representativo de España. Victoria Rodríguez quiso mostrar la diversidad ideológica y cultural del país a través de un puzzle de colores, para decir que ante toda hay armonía.

A pesar de no ser profesionales, los alumnos han querido representar todos los iconos de las política publicitaria. Una iniciativa que acerca la vida real a los pupitres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios