La Tuna de Empresariales asegura que el certamen movió unos 100.000 euros en Jerez

  • Considera que los tunos seguirán viniendo y que las quejas de los vecinos "se tienen en cuenta"

La Tuna de Empresariales, a través de su jefe, Héctor Valle, aseguró ayer que los tunos seguirán viniendo a Jerez tras calificar la queja de un vecino "como una anécdota". Según apuntó, "durante el pasado fin de semana, Jerez ha sido punto de encuentro fundamental en el mundo de las tunas. Así pueden atestiguarlo los más de 350 tunos provenientes de toda la geografía española, desde la vecina y hermana Cádiz hasta las lejanas Islas Canarias, desde La Coruña de Cristal a la moderna Barcelona, e incluso de países con una cultura tan diferente como Holanda".

Igualmente destacan el impacto que tiene este certamen hacia la imagen de Jerez: "La prensa de muchos de aquellos lugares se ha hecho eco de los avatares de las agrupaciones que enviaron, y han puesto de relieve una vez más el nombre de Jerez no sólo por lo ya conocido, como es nuestro vino, el flamenco, el mundial de motociclismo, el caballo, la Semana Santa o la feria, sino también por una actividad cultural íntimamente unida a la Universidad".

Igualmente destacan que "el certamen de Tunas también representa turismo, un impulso económico que, sin llegar a las cifras de otras fiestas, repercute directamente en nuestra ciudad. El tuno ya no sólo es el estudiante de pocos medios que viaja valiéndose de su música, sino que es el profesional que se mueve sin penurias ni necesidades. Uno y otro vuelven en muchas ocasiones a las poblaciones donde pasaron horas felices con la tuna. La Tuna de Empresariales, con el apoyo del Ayuntamiento, la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, el Colegio Manuel Lora Tamayo de Salesianos, la Asociación de Tunos de Jerez y los hosteleros, ha logrado su meta una vez más, la cuarta en los últimos seis años".

Según los datos aportados por Héctor Valle, "el evento ha conseguido llenar cinco hoteles del centro, sin contar otros alojamientos ajenos a los facilitados por la organización; se ha consumido una alta cantidad de comidas y bebidas, tanto que algunos bares han contratado personal extra para atender la demanda. Se estima que entre hoteles, comidas y bebidas, Jerez ha ingresado aproximadamente 100.000 euros, procedentes de los mismos tunos. Todo esto sin contar otras necesidades que hayan podido tener, o cosas que hayan querido querer: botellas de nuestros maravillosos vinos, cuerdas para los instrumentos, escudos para las capas, libros, etc., y cuya cuantía es imposible de calcular. Y sin contar con el increíble ambiente que crearon, lanzando a la calle a la ciudadanía".

"Sucesos como la queja de algún vecino son simplemente anécdotas, por supuesto a tener en cuenta en próximas ediciones y siempre desde el respeto. Pero el tuno no dejará de venir, pues siempre encarará con alegría cualquier posible contrariedad, haciendo lo que ha venido a hacer: divertirse al cantar y hacer felices a los demás", concluyó el jefe de la Tuna de Empresariales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios