Ultiman el acuerdo para trasladar la fábrica de botellas al entorno del PTA

  • Gobierno local y Vicasa están a punto de cerrar una operación, avalada por la Consejería de Innovación, que garantiza la continuidad de los puestos de trabajo y la inversión de 90 millones que hará en Jerez la compañía

Comentarios 14

Saint Gobain-Vicasa, la compañía francesa propietaria de la fábrica de botellas, permanecerá en Jerez y modernizará sus actuales instalaciones en un nuevo emplazamiento en la periferia del casco urbano, concretamente en el entorno del Parque Tecnológico Agroalimentario (PTA) y la Ciudad del Transporte. Según ha podido saber este Diario, apenas tres meses después de conocerse la alegación que presentó la multinacional a la revisión-adaptación del PGOU de Jerez, el acuerdo entre empresa y Ayuntamiento está a un paso de cerrarse de forma definitiva. Así, la rúbrica oficial dará paso, como ya adelantó este medio, a la inversión de unos 90 millones de euros en la nueva planta de producción de envases de vidrio y a la regeneración urbana del actual solar que ocupa la fábrica, en pleno centro de Jerez.

Será con total seguridad la operación industrial y uno de los convenios urbanísticos más importantes firmados en la ciudad en décadas; y al tiempo, lo positivo del acuerdo no reside sólo en el mantenimiento de los puestos de trabajo y la millonaria inversión de Vicasa -ya confirmados-, sino también en la escenificación simbólica de la apuesta firme del gobierno municipal por reactivar el hasta ahora mal nutrido tejido industrial jerezano.

Como se recordará, el principal obstáculo que había enquistado la negociación durante más de dos años era la reclasificación de los 112.000 metros cuadrados de terreno con que Vicasa cuenta actualmente en la ronda de los Alunados, considerados de actividad económica. Después de unas enconadas negociaciones en las que ha intervenido la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía -hasta el punto de que la empresa llegará al acuerdo de la mano del Gobierno andaluz-, el Ayuntamiento incluirá finalmente en la aprobación provisional del planeamiento urbano la reclasificación del suelo industrial vigente por un área que contemplará pastillas de usos heterogéneos: residencial (renta libre y 30 por ciento de VPO exigido por Ley); terciario y equipamiento. En este sentido, concretaron fuentes próximas a la operación, Saint-Gobain-Vicasa ha tenido que rebajar las pretensiones iniciales de uso residencial que tenía para la inmensa y céntrica parcela y, aunque habrá algún hito urbanístico aislado -como una gran torre-, queda totalmente descartado el ambicioso plan de la multinacional de construir torres residenciales de diez plantas.

Es significativo, a todo esto, el hecho de que el traslado de la fábrica no deba esperar a la entrada en vigor del nuevo PGOU, pues la parcela que facilitará el gobierno municipal para cerrar la operación, explican las mismas fuentes, está adscrita al PGMO-95 y clasificada como equipamiento público. Esta circunstancia provocará, con toda probabilidad, que el terreno donde se instalen los nuevos hornos de Vicasa deba ser compensado con otro de similares características en otra zona de la ciudad. En cualquier caso, son los últimos flecos por cerrar de una operación fundamental para el desarrollo económico de la ciudad que era impensable dejar escapar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios